X
on air >

¿Quién dijo miedo? – Óscar Herrera

   

Pronosticar un resultado en este tipo de partidos es absurdo; desearlo es otra cosa. Las sensaciones con las que llega el Tenerife al derbi no son las mejores, pero ni siquiera eso importa. Sin Ayoze Pérez y Cristo Martín este Tenerife parece menos equipo y más vulnerable, pero eso tampoco es un dato relevante en un derbi. La fiabilidad de Álvaro Cervera para plantear partidos complejos me tranquiliza y eso ya para mi es un punto de confianza hacia este grupo de jugadores que tienen un grado de compromiso indiscutible. Pero también es verdad que sólo con compromiso no se ganan partidos tan especiales como este.

Si el Tenerife es intenso y solidario; si aprieta y ahoga a Las Palmas como suele hacer habitualmente, mucho tendrá ganado. ¿Las Palmas? No la menosprecio pero no me asusta. El recorrido de los de Lobera en la liga es irregular, y tiene unos cuantos puntos débiles que el Tenerife puede explotar. Calidad tiene de sobra el cuadro amarillo, pero le falta el espíritu guerrillero que sobra en el bando blanquiazul. ¿Revancha? Vale, pero eso tampoco me preocupa. Recuerdo un partido hace 20 años de Copa del Tenerife de Valdano en el Bernabéu. Los Zamorano y compañía hablaban de venganza por la derrota de la ida (2-1 ganó el Tenerife), y con el recuerdo fresco de las dos ligas que se dejaron los blancos en el Heliodoro. Querían sangre, pero no les funcionó. Aquel Tenerife, que mezclaba calidad a raudales con intensidad, se comió al Real Madrid en su casa y ganó 0-3. Los tiempos y las circunstancias han cambiado, pero lo que no ha variado es la capacidad del CD Tenerife para competir al máximo en duelos exigentes. Por eso, y sin ninguna duda, yo confío. ¿Quien dijo miedo?