X
tribuna >

¿Quién eres tu? – Por Indra Kishinchand López

   

Tras unas semanas de sol, la lluvia había vuelto a la capital y con ella venían todas las cosas propias del invierno. La soledad, la tristeza, la culpa, las prisas. Todo el mundo corría escapando para no mojarse, pero en realidad evitaban mirarse en cualquier portal y darse cuenta que estaban haciendo el mismo recorrido de ayer, para ir al mismo lugar de ayer, para realizar el mismo trabajo; pero esta vez sin luz.

Corrían para no mojarse y nunca habían acabado tan empapados de melancolía. Pero ya se sabe lo que dicen, aun a pesar de todo siempre es posible encontrar el fulgor en la tempestad. Yo pensaba que lo había encontrado en ellos. Estaban a unos metros, juntos, bajo la lluvia y mirándose el uno al otro sin complejos. Pero ya lo decía Capa, “si tus fotos no son buenas es que no estás lo suficientemente cerca”, y así con todas las variables de la vida. Me aproximé con disimulo y escuché: “¿Quién eres tú para decirme lo que tengo que hacer?”. Era una pregunta para la que yo, desde luego, no tenía respuesta. “Tu pareja, tu novio, tu amigo…”. ¿Acaso importaba? En ocasiones las mejores lecciones de nuestra vida provienen de personas desconocidas. Ignoramos su autoridad moral, experiencial o sentimental, pero un consejo en el momento justo siempre es bien recibido. Palabras, benditas y malditas palabras. Ojalá (nunca) olvidemos quiénes las pronuncian.