X
elecciones europeas 2014 >

Rajoy tira del carro electoral tras el patinazo de Cañete

   

EUROPA PRESS | Madrid

El PP ha confiado la última parte de la campaña electoral en el tirón del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que centrará sus actos de esta semana en grandes plazas electorales: Sevilla, Valencia, Málaga y Madrid. Además, da por amortizado el asunto del supuesto machismo del candidato Miguel Arias Cañete.

La campaña para las elecciones al Parlamento Europeo del domingo se ha visto afectada por factores no previstos. Primero, el asesinato de su líder en León, Isabel Carrasco, que provocó la suspensión de todos los actos electorales durante el lunes y el martes e la semana pasada, lo que ralentizó una campaña que no había tomado aún temperatura.
Después, el patinazo del cabeza de lista tras debatir con la socialista Elena Valenciano en televisión, su comentario acerca de que si un hombre muestra superioridad intelectual o la que sea sobre una mujer puede ser considerado machista.

Fuentes populares trasladan a Europa Press que esta polémica se da ya por superada e interpretan que no está restando votos al PP, ni tampoco añadiéndoselos al PSOE, aunque admiten que sí ha servido para reforzar a los líderes socialistas y a Elena Valenciano entre los suyos. Añaden que el partido de Alfredo Pérez Rubalcaba procurará mantener viva la cuestión.

Tampoco creen estas fuentes que el debate en televisión con Elena Valenciano esté moviendo las encuestas en contra del PP, pero uno de los cargos consultados se muestra crítico al entender que se planteó muy mal, al anular al personaje fresco que suele ser el exministro. Otra de las dirigentes consultados señala que ni el debate ni la polémica sobre el “machismo” de Cañete benefician electoralmente al PSOE y que si se mueve un porcentaje pequeño de voto será hacia formaciones menores o marginales. Así las cosas, estas fuentes aseveran que el partido mantendrá su línea argumental de campaña: el PP es el partido que está logrando la recuperación y no se puede votar al PSOE, que llevó al país a la quiebra.