X
conjeturas >

Razones isleñas para Europa – Por Juan Manuel Bethencourt

   

Este domingo hay elecciones al Parlamento Europeo y desde Canarias nos gusta decir que Bruselas nos entiende mejor que Madrid, porque las especificidades isleñas han encontrado histórica buena acogida entre las autoridades de la Unión. Esto ha sido posible por una sencilla razón: fuimos capaces de explicarnos. La plena integración del Archipiélago en la estructura de la UE, una decisión creo que irreversible (y acertada) nos ha obligado al diálogo permanente, y ese diálogo se basa en la propuesta, en hacer ver a los políticos y altos funcionarios que un territorio alejado no puede ser tratado de modo homogéneo, so pena de sufrir la discriminación. Esa dinámica ha hecho posible la convalidación de nuestro REF, o la puesta en marcha de iniciativas sectoriales como el Poseican para nuestra agricultura y el muy reciente fondo de desarrollo de vuelos para el turismo. Hay que decir que el Gobierno de Canarias ha hecho muy bien la tarea en este campo, y bien que lo puede decir el ahora candidato Javier Morales, primer comisionado de Acción Exterior que tuvo el Ejecutivo autonómico. Es una tarea digna de ser continuada, porque nos jugamos mucho con las decisiones que se toman en Europa. Los eurodiputados canarios, esto hay que decirlo también, han dado la talla en este empeño por su capacidad para trabajar juntos, para situar el interés general por encima de la coyuntura del momento o el egoísmo partidario. Eso se lo debemos a Manuel Medina, Fernando Fernández, Isidoro Sánchez, Gabriel Mato y Juan Fernando López Aguilar. Como saben soy militante y cargo público de Coalición Canaria, así que mi opción de voto para este domingo no precisa de explicación.

Sí quiero añadir que hay algo que me gusta mucho en el discurso de mis compañeros: ponen el acento no sólo en lo que Canarias pide, sino en lo que aporta. En este caso, un modelo puntero en el desarrollo de las energías renovables, asunto que Morales ha trabajado muy seriamente desde su isla, El Hierro. Europa se enfrenta hoy a una encrucijada energética de interés planetario: ¿más peso (aún) para los hidrocarburos contaminantes o transición hacia un modelo capaz de hacer frente al deterioro ambiental y climático? La sostenibilidad, hoy, es un factor de competitividad para una economía, y eso es algo que el candidato nacionalista al Parlamento Europeo tiene clarísimo, porque cree en ello de verdad, no ha adoptado el verde como una marca más de quita y pon. Su trayectoria lo avala, con hechos, no con discursos. El domingo conviene votar, y hacerlo por Canarias, porque nuestra vocación europeísta tiene todo que ver con nuestro pasado, define nuestro presente y marca las reglas que gobernarán nuestro futuro.
www.juanmanuelbethencourt.com
@JMBethencourt