X
TENERIFE >

Recogen cerca de 1.500 firmas para que no se derribe el mamotreto

   
Mamotreto Las Teresitas

El edificio conocido como mamotreto se encuentra en estado de abandono después de que se paralizara su finalización por orden judicial. / S. MÉNDEZ

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

Una plataforma integrada por vecinos y empresarios de San Andrés ha recogido 1.465 firmas para solicitar que el edificio de aparcamientos construido en la cabecera de la playa de Las Teresitas, conocido como el mamotreto, “sea terminado y dedicado a estacionamientos públicos”. Así se recoge en un escrito que ha sido remitido al alcalde, José Manuel Bermúdez, por los promotores de esta iniciativa y que será presentado por registro de entrada del Ayuntamiento, junto con las firmas de apoyo a la propuesta, a comienzos de la próxima semana.

En dicho texto, la plataforma denuncia “la carencia de aparcamientos suficiente en la zona”, lo que está provocando “graves problemas para los vecinos y comercios”. Una situación que se ve agravada, afirman, durante los meses de verano con el aumento en el número de usuarios de la playa de Las Teresitas. Por ello, plantean como “posible solución el uso de la obra del edificio de aparcamientos y locales que está a la entrada de la playa sin acabar, conocido como mamotreto, como estacionamiento para vehículos”. Los promotores de esta iniciativa argumentan que, de esta forma, “se le daría una utilidad lógica a la gran cantidad de dinero invertido en la misma”, ya que, a su juicio, “proceder a su destrucción sería una pérdida absurda de dinero público”, tanto del ya empleado en la ejecución de la obra como en el necesario para su demolición, añadiendo además “más tiempo de obras y más problemas de tráfico a los ya existentes”.

Con base a esta argumentación, vecinos y empresarios de San Andrés, solicitan al Ayuntamiento que se termine el edificio y se dedique al fin para el que inicialmente fue creado.

Esta petición choca frontalmente con el actual estado judicial del edificio que cuenta con una sentencia de este mismo año que lo declara “ilegal e ilegalizable”. Un fallo judicial que ha provocado un serio enfrentamiento en el seno del equipo de gobierno municipal, concretamente entre el PSOE, partidario de acatar la sentencia, iniciando incluso el expediente de demolición, y CC que prefiere esperar a que el fallo judicial sea firme puesto que ha sido recurrido.