X
MEDIO AMBIENTE >

La Reserva de la Biosfera de Fuerteventura cumple su quinto aniversario

   
Roque del Moro (Cofete)

Roque del Moro (Cofete). / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Reserva de la Biosfera de Fuerteventura celebra su aniversario la próxima semana, al cumplirse cinco años desde que el 26 de mayo de 2009, en la isla de Jeju (Corea), la UNESCO aprobara esta declaración para la totalidad del territorio majorero y una amplia zona marítima circundante.

El Cabildo Insular, como entidad que inició y culminó todo el proceso, celebra este aniversario organizando desde la Consejería de Medio Ambiente un mini congreso científico con la participación de los centros de enseñanza secundaria de Fuerteventura.

En la mañana del próximo martes 27 de mayo, en el Centro Bibliotecario Insular, varios grupos de alumnos de los distintos centros expondrán cada uno un póster científico elaborado durante sus horas de clase, y defenderán la temática elegida ante un jurado compuesto por técnicos de Medio Ambiente, representantes de la Reserva de la Biosfera y profesorado del ámbito de las ciencias. Los ganadores se repartirán tres premios de 500, 300 y 200 euros, respectivamente, que irán destinados a los mismos centros educativos.

La organización de esta actividad, explicó la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Natalia Évora, “consideramos que es adecuada para conmemorar este aniversario, teniendo en cuenta que uno de los pilares básicos de la reserva en estos cinco años ha sido la Educación Ambiental, es decir, divulgar entre niños y jóvenes valores como el respeto al territorio, la sostenibilidad como medio de vida, la conservación de la flora y la fauna, o la recuperación de nuestra cultura y nuestras tradiciones”.

La consejera adelantó que “los centros y sus alumnos se encuentran ultimando las propuestas, que estarán basadas en temáticas relacionadas con el medio ambiente y la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura”, como por ejemplo biodiversidad y ecosistemas, geosfera (tipos e rocas, formaciones geológicas), hidrología, gestión del territorio, etc.

RECORRIDO DE LA RB

El Cabildo de Fuerteventura fue la entidad que tramitó el reconocimiento de la RB de Fuerteventura durante un largo proceso, “pues aunque la reserva no es una norma de ordenación, y esto es algo que hubo que explicar muchas veces al principio, sobre todo cuando algunos quisieron hacer ver que la declaración frenaría el desarrollo económico de la Isla, cuando es justo al contrario, sí fue necesario justificar la gran extensión de nuestra propuesta, lo que supuso un gran esfuerzo”, recuerda el presidente del Cabildo, Mario Cabrera.

Conseguir este objetivo fue un gran logro, “porque nos permitía emprender a partir de entonces un enorme abanico de acciones bajo el sello de la reserva en cualquier punto de Fuerteventura”, agrega el presidente. La propia Red Nacional de Reservas de la Biosfera reconoce la singularidad de la Isla cuando declara que Fuerteventura “tiene una fuerte personalidad regional por la particularidad de sus rasgos geológicos y por las manifestaciones de su extenso patrimonio natural, que emerge de la aridez y de la presencia de un rico y diverso medio marino”.

Tortuga boba Cofete

La de Fuerteventura es una de las 621 reservas de la biosfera declaradas por la UNESCO en 117 países. / DA

Los principios de una Reserva de la Biosfera son los que define el Programa Hombre y Biosfera (Man and Biosphere o MAB) promulgado por las Naciones Unidas a través de la UNESCO en 1970: “hacer compatible la conservación con el uso sostenible de los recursos naturales y el mantenimiento de los valores culturales”.

Por lo tanto, los primeros pasos de la RB de Fuerteventura se dirigieron a plasmar sus objetivos en su Plan de Acción, por un lado, y por otro a constituir sus órganos de gestión y participación. Transcurridos estos cinco años, esta reserva cuenta con un Consejo Rector, un Consejo Científico y un Consejo de Participación, tal y como dispone el Plan de Acción de Madrid para las Reservas de Biosfera (2008-2013) al establecer que “cada Reserva debe establecer un sistema de gestión compuesto por los colectivos implicados y los sectores socio-económicos de la zona”.

Además, explica la consejera de Medio Ambiente, Natalia Évora, “la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura ha ejecutado una gran cantidad de proyectos propios, pero sobre todo, y esto es incluso más importante, ha establecido una serie de directrices y criterios que han marcado el camino de la sostenibilidad y el desarrollo humano compatible con el territorio entre las administraciones públicas, colectivos sociales, entidades educativas y no gubernamentales, los sectores tradicionales (agricultura, ganadería, pesca y artesanía), y también en el entorno de la industria turística, nuestro principal motor económico”.

A día de hoy, la de Fuerteventura es una de las 621 reservas de la biosfera declaradas por la UNESCO en 117 países, a las que se suman otras 21 reservas transfronterizas, y de las que otras 45 están en territorio español, y entre ellas 6 en Canarias.