X
tribuna>

Retos y desafíos de La Gomera – Por Casimiro Curbelo*

   

La semana pasada tuvimos la oportunidad de participar en La Gomera en un debate que giró entorno a la cohesión territorial y en la que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero ejerció de conferenciante. Fue el momento oportuno para plantear algunas cuestiones cuya discusión surge de la realidad incontestable de vivir en un territorio fragmentado y singular. A la hora de hablar sobre los retos y desafíos a los que se enfrenta La Gomera pusimos sobre la mesa la importancia que el transporte reviste para alcanzar una efectiva cohesión territorial. Y de ahí nuestra propuesta para que se eleven las subvenciones al pasaje hasta el 75% o incluso el 100% si se dieran las condiciones. También hablamos de la necesidad de que el nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) se convierta en un instrumento efectivo para la lucha contra el paro. Ya desde el Cabildo caminamos en esa dirección con nuestros propios medios para ayudar a mitigar el desempleo a través de distintos programas. No menos importante nos parece cerrar un nuevo modelo de financiación autonómica que garantice la prestación de los servicios como sanidad, educación y asunto sociales. En nuestro caso concreto, concentramos ahora los esfuerzos en la conversión del antiguo hospital general en un centro sociosanitario que ofrezca respuesta a las grandes necesidades sociales de la Isla. Que siempre serán muchas por pocas que sean. Planteamos que el turismo se ha convertido para la Isla en un sector estratégico en la generación de riqueza y empleo. Pusimos sobre la mesa datos como que en La Gomera se alojaron en 2013 casi 158.000 turistas en la planta hotelera y extrahotelera, un 3,25% más que en el año anterior lo que generó un movimiento económico de 46 millones de euros. O que en 2013 llegaron a la Isla 51.000 cruceristas, un 87% más que en 2012. Este año casi duplicaremos la cifra. Sólo en los tres primeros meses de 2014 ya se ha incrementado la visita en cruceros en un 77% con respecto a ese mismo período del ejercicio pasado.
También planteamos que en 2013 acogimos a 355.000 excursionistas con un gasto total de 11 millones. Por lo tanto, queda claro que hablamos de una actividad y un sector que resulta insustituible a la hora de garantizar el bienestar de los gomeros. De hecho, en mi intervención dije que se trata de la “columna vertebral” para el crecimento y fortalecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Isla. Con respecto al sector primario -agricultura y ganadería- el esfuerzo de las administraciones hace tiempo que se centra en evitar su desaparición. Sin embargo, precisamente en La Gomera la crisis ha dado lugar a un crecimiento de esta actividad del 7%, el mayor de Canarias. Apostamos por las industrias agroalimentarias basadas en nuestros productos más característicos como son, por ejemplo, el almogrote o la miel de palma. La mención a esta última fue recibida con aplausos por el público como manera de respaldar la continuidad de su denominación pese a los obstáculos que impone Bruselas. Ligado a la agricultura está el medio ambiente. Y ahí La Gomera también tiene mucho que decir con su declaración como Reserva Mundial de la Biosfera que ahora empieza a andar y nuestra apuesta clara por las energías renovables.
En todos y cada uno de estos aspectos y seguramente en algunos más es donde se esconden los retos y desafíos a los que se enfrenta nuestra Isla. Por eso aquel día terminé mi intervención tal y como lo hago ahora con una frase que resume la actitud con la que desde esta Isla nos enfrentamos al futuro: “Canarias necesita a La Gomera y La Gomera necesita a Canarias”.

*PRESIDENTE DEL CABILDO DE LA GOMERA