X
PROSPECCIONES PETROLÍFERAS >

Rivero pide a Marruecos “máximo control” medioambiental de sus sondeos frente a Canarias

   
Paulino Rivero y el embajador de Marruecos Mohamed Fadel Benaich

Paulino Rivero y el embajador de Marruecos Mohamed Fadel Benaich. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha pedido al nuevo embajador de Marruecos en España, Mohamed Fadel Benaich, “máximo control” medioambiental de los sondeos de hidrocarburos que haga en sus aguas jurisdiccionales, para evitar una eventual incidencia en las costas canarias, al tiempo que le expresó la “oposición frontal” del Ejecutivo autonómico a las prospecciones proyectadas por Repsol frente a las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Así lo ha explicado a este diario Rivero tras mantener un encuentro con el diplomático marroquí en la embajada del país vecino en Madrid. Una reunión en la que Fadel Benaich ha transmitido a Rivero el interés de Marruecos por “fortalecer las relaciones con Canarias” y para ello ha ofrecido incluso “ir de la mano” en otros países de África, de modo que se articule una “colaboración” de empresas canarias y marroquíes con tal fin, aprovechando la posición de las Islas como puerta de entrada de la Unión Europea en el vecino continente.

Sobre los sondeos de hidrocarburos, el mandatario autonómico explicó al embajador las razones del rechazo a la búsqueda de crudo frente a las costas canarias. “Le he dicho que no queremos hipotecar nuestro futuro con el petróleo, porque nuestra apuesta es por potenciar las emisiones cero y el respecto a la naturaleza, que es nuestro principal valedor para el desarrollo del turismo, que aporta al PIB español 12.000 millones de euros”, subrayó el presidente canario, quien aseguró que la respuesta del diplomático marroquí fue que la “prioridad” de su estado no es el petróleo “sino las políticas sostenibles en el tiempo, con el desarrollo del sector primario y el industrial, y la economía del conocimiento”.

En todo caso, Fadel Benaich aclaró esta línea “no es incompatible” con la búsqueda de hidrocarburos por Marruecos, pero, según informó Rivero, los sondeos alauítas se harán cerca de la costa, en la plataforma continental, en una lámina de agua de unos 200 metros, y no como en Canarias, donde la exploración se hará en el talud continental, en aguas profundas.

Futura visita del Gobierno canario al país vecino

El gobernante canario añadió que en este encuentro “se han constatado las buenas relaciones entre Marruecos y Canarias”, y que él personalmente ya conocía al embajador desde hacía tiempo, al haber coincidido en sus viajes al país africano, pues era consejero del rey Mohamed VI. En este sentido, Fadel Benaich reiteró la invitación al Gobierno canario de hacer una visita oficial a Marruecos, ofrecimiento que aceptó Rivero, para lo cual se va a cuadrar una fecha en la agenda de ambos gobiernos.

Sobre los vínculos económicos entre ambas partes, el jefe del Ejecutivo canario indicó que ha destacado con el embajador “lo que significa el nuevo puerto de Tarfaya desde el punto de vista estratégico, porque va a facilitar las relaciones entre Canarias y el sur de Marruecos”, a lo que hay que añadir los programas de cooperación territorial financiados por la Unión Europea en el periodo 2014-2020 para la integración de Canarias y la Macaronesia como región ultraperiférica con su entorno geográfico.

Joaquín Araujo: “Las prospecciones de Repsol no son de interés general”
El conocido naturalista Joaquín Araujo afirmó ayer que “si hay algo innecesario son los sondeos petrolíferos en Canarias, que están alejados del interés general, y ni siquiera los accionistas de Repsol son españoles”. Araujo, entrevistado en La Sexta, junto al presidente del Gobierno canario, argumentó que “por cada puesto de trabajo en los combustibles fósiles, responsables del cambio climático, se pueden crean entre tres y cinco con las energías renovables”, un sector, dijo, que debe ser “el camino” porque es viable tecnológicamente, correcto desde el punto de vista económico y saludable”. “Hacen falta más toneladas de sensatez, no de petróleo”, enfatizó el naturalista. Por su parte, Paulino Rivero reiteró que “el petróleo canario es el turismo”, que no se trata de “una batalla entre el interés general de España y el de Canarias, sino el del interés general y el particular de Repsol con apoyo del ministro José Manuel Soria” y que el turismo crea 350.000 empleos en Canarias, aportando 12.000 millones al PIB español. Auguró además que “cuando se debilite la posición de las instituciones, crecerá como setas u hongos la posición contraria de la ciudadanía contra los sondeos”.