X
lunes mineral >

Rotarios – Por Salvador García Llanos

   

Que en diciembre de 1979, en el Gran Hotel Tenerife Playa, con presencia de su propietario, Cándido García Sanjuán, cuando fundaron el Rotary Club del Puerto de la Cruz. Manuel Alfonsín y Fernando del Hoyo Monteverde hoy pueden dar fe de ello. Se iniciaba entonces una andadura que llega hasta nuestros días, con una obra pletórica de contribuciones y realizaciones en causas sociales merecedoras de reconocimiento. Desde aquellas fechas son muchos quienes se han incorporado a la organización rotaria, en la que se han sucedido presidentes y directivos que acreditaron su voluntad y su compromiso de ser útiles a la sociedad de la que forman parte. Numerosos profesionales de distintos sectores han dedicado buena parte de su tiempo libre a los fines de la organización y desarrollan actividades periódicas que sirven para mantener el pulso de su vitalidad Este mes de mayo, los rotarios portuenses tienen a su cargo la organización de la VI Conferencia del Distrito 2.201 en el que están encuadrados. El gobernador, Francisco Arcos Gabriel, habla del “orgullo de ser rotario” en su salutación, en sintonía con el lema escogido para la convocatoria, “Dar de sí antes de pensar en sí”.

De eso sabía mucho, por cierto, José Miguel Morales Sánchez, un comerciante hijo del inolvidable José Morales Clavijo, que recorrió varios países americanos hasta que se asentó en la ciudad turística. Pepe Morales tenía tiempo para su vida familiar y empresarial y también para un Rotary Club cuyo nombre, en su relación caballerosa y paciente con los medios locales, contribuyó a proyectar. En buena medida se le debe la instalación del escultural emblema que da la bienvenida a la ciudad en la antesala del Jardín Botánico. Se esmeró y se desveló, emprendió y toleró: encarnó el compromiso de los rotarios, esas ganas de servir con eficacia y sin alardes. Por tal razón, en el programa de la Conferencia han incluido un tributo a su memoria que expresarán en el exterior de su vivienda en la calle La Hoya. Los organizadores, además de rendir cuentas e informes sobre actividades y de renovar cargos, hablarán de sus proyectos, de juventud y de aspectos de la sociedad de nuestros días. Y conocerán la realidad más cercana de la ciudad que han escogido para reunirse: uno de los programas del Plan de Modernización Turística que puso en marcha el Consorcio de Rehabilitación Urbanística, Puerto de la Cruz Xperience, podrá ser contrastado en detalle por las autoridades rotarias y los asistentes. En definitiva, una convocatoria muy apropiada para valorar los treinta y cuatro años de historia rotaria local que se cumplen el próximo diciembre; y para seguir dedicando a la sociedad egoísta y desigual de nuestros días los empeños que mitiguen sus necesidades y sus diferencias. El lema es toda una invitación. El altruismo y la condición de bienhechores se ganan con dedicación, perseverancia y entrega. Que la cita, pues, sea positiva y memorable.