X
santa cruz>

Santa Cruz destina 58.000 euros al año a evitar la exclusión de 75 familias

   
Raimundo Moreno, Alicia Álvarez e Iluminada Díaz ayer, durante la renovación del convenio con el CAF. | DA

Raimundo Moreno, Alicia Álvarez e Iluminada Díaz ayer, durante la renovación del convenio con el CAF. | DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Hasta 20 convenios ha firmado ya el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) de Santa Cruz de Tenerife con distintas entidades para mejorar la atención a las persona que por un motivo u otro se acercan a los servicios sociales de la capital y que necesitan de apoyo extra. El último fue presentado ayer por la concejal de Asuntos Sociales, la socialista Alicia Álvarez, junto a la Fundación canaria del Centro de Atención a la Familia (CAF), dotado con 58.000 euros anuales para evitar la exclusión de al menos 75 familias de la ciudad. El convenio firmado es la renovación hasta el 2017 del que ya se venía desarrollando con la citada entidad y que supone un desembolso total superior a los 200.000 euros. Raimundo Moreno, director del Centro de la Familia destacó que el año pasado fueron 45 las familias atendidas y que de las 75 unidades que inicialmente se benefician puede incluso que se dupliquen: “Depende de la disponibilidad pero teniendo en cuenta que se va dando de alta a las familias, podemos ir incorporando nuevas unidades hasta doblar esa cifra”.

Concretamente se trata de familias que, por distintos motivos, presentan algún signo de vulnerabilidad que las pueda llevar a sufrir exclusión social. “Desde los servicios sociales se analizarán esos posibles signos y se derivará a las familias al recurso que creamos se adapta más a sus necesidades”, explicaba Álvarez.

La edil aclaró que, “no todas las familias que acuden al IMAS necesitan de apoyo extra” y apuntó que, “la realidad es que en estos momentos la mayoría de las personas van a los servicios sociales por motivos económicos exclusivamente y no presentan ningún tipo de riesgo”. De esta forma, la concejal responsable del IMAS quiso destacar que, “este convenio, como el resto de los que firmamos, está destinado a aquellas personas que sí necesitan de ese apoyo individual”.

Moreno añadió que, entre los factores que se pueden considerar de vulnerabilidad están los de un divorcio, la muerte de un familiar o directamente la pobreza material, “son situaciones que hacen a las familias más débiles en ese momento y es ahí cuando necesitan de nuestra ayuda”. La concejal detalló que las familias llegarán a esta ayuda a través de las UTS que serán las que se encarguen de detectar las unidades con más factores de vulnerabilidad.

El director del CAF, que estuvo acompañado por la presidenta de la entidad, Iluminada Díaz, agradeció la colaboración del Consistorio, “con el que llevamos 30 años trabajando y que nos ha permitido intervenir sobre las familias que tiene algún tipo de dificultad, que les impide estar en armonía. Nuestro objetivo es tener familias sanas para lograr una sociedad sana”.

Para llevar a cabo este proyecto la Fundación canaria Centro de Atención a la Familia cuenta con un equipo de intervención compuesto por dos psicólogos y un trabajador social , que atenderán aquellos casos derivados por el servicio de Atención Social. Las derivaciones pueden abarcar desde una intervención psicosociofamiliar compleja, hasta intervenciones puntuales.

Sale a concurso el servicio de cita previa
El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicaba ayer la licitación del servicio telefónico de información y cita previa del IMAS por una importe superior a los 144.000 euros para el año en curso y los dos siguientes así como las posibles prórrogas. Este servicio fue puesto en marcha el año pasado de manera provisional a través de un contrato menor por lo que con esta licitación se pretende afianzar esta prestación que, aseguran desde el IMAS, ha eliminado las colas físicas en las Unidades de Trabajo Social (UTS) y agilizado las citas de los usuarios.

El objeto del contrato consistirá, entre otros asuntos, en la reserva de cita, cancelación y reagendado de las mismas (incluida la comunicación al ciudadano); recordatorio de citas vía correo electrónico, actualización de agendas y derivación de casos urgentes a las UTS; suministrar al ciudadano información básica de los servicios sociales municipales; desviación de llamadas a servicios transversales o emitir llamadas sobre asuntos cuya respuesta al ciudadano se encuentre necesariamente diferida.

El coste de la llamada al 900 111 333 es asumido por el IMAS, mientras que el resto lo asumirá el adjudicatario.