X
maldito parné>

Sensaciones políticas – Por María Fresno

   

La escasa participación ciudadana en la manifestación del pasado 1 de Mayo demuestra dos cosas. Uno, el desencanto generalizado que hay en la población, y dos, la desunión palpable en las organizaciones sindicales que, ni en un día como el Primero de Mayo son capaces de ponerse de acuerdo. Todo esto, provocó que el Día del Trabajador hubiera más gente en la playa de Las Teresitas y en la Romería del barrio santacrucero de Tíncer que en las dos manifas. Es más, yo diría que hasta Maese Gorgorito congregó a más ciudadanos en el reloj del Parque García Sanabria. El llamamiento de los sindicatos a la ciudadanía no tuvo grandes resultados y es que ya el descontento no solo se traslada a la clase política sino también a aquellos que dicen defender los derechos de los trabajadores. Lo peor es que las propias organizaciones sindicales lo reconocen. El motivo de no celebrarse una huelga general, como se anunció el 1 de Mayo del año pasado, no fue otro que la sensación de que esta iniciativa no iba a tener el seguimiento esperado. En España y en Canarias, por regla general, protestamos poco. No tenemos el concepto patriota que tienen otras sociedades y eso es porque tenemos la sensación de que las manifestaciones, aunque legítimas, no sirven de nada salvo para parar el tráfico y molestar a los conductores. Los políticos y organizaciones contra las que se hacen estas concentraciones seguirán ahí, haciendo lo mismo, salgamos o no a la calle. Prueba de lo que digo, por poner una reciente, es la manifestación de los afectados por las restricciones de agua en el Puerto de la Cruz. Asistieron menos de la mitad de los afectados. Algo absolutamente increíble. Ahora llegan las elecciones europeas. Por desgracia, estos comicios cumplirán a raja tabla con un nivel de abstención que demostrará lo alejados que nos sentimos de Europa. En nuestras elecciones, esta sensación se traduce en que votemos a quien votemos, al final gobernará no quien consiga más votos, sino quien haga un mejor pacto de Gobierno. Para ello, cada partido ya ha empezado a afilar sus cuchillos electorales. Desde CC se nos trata de vender que votar al PP es enterrar el REF y el PIEC. Pero ahora no es tiempo de política de buenos y malos sino de soluciones y quien sea capaz de aportar soluciones reales a los problemas que tienen los canarios, que son muchos, será quien se lleve el gato al agua. Si no es así, la sensación de desencanto seguirá instaurada entre los ciudadanos. Y esto es peligroso, porque mucho desencanto lleva a extremos que nadie quiere.

@MariaFresno72