X
SUCESOS >

Un niño de 12 años, muy grave al electrocutarse en Santa Cruz

   
Trampilla por la que se habrían colado al interior de la estación de Unelco Endesa. | FRAN PALLERO

Trampilla por la que se habrían colado al interior de la estación de Unelco Endesa. | FRAN PALLERO

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Un niño que acaba de cumplir 12 años resultó ayer herido muy grave tras electrocutarse en el interior de una estación transformadora ubicada en el barrio santacrucero de Santa María del Mar, según información facilitada por testigos y varios servicios actuantes. El pequeño sufre quemaduras tales que anoche se daba por hecho su inminente traslado a un centro peninsular para grandes quemados. Además, otros dos menores también sufrieron quemaduras de gravedad. Uno tiene 15 años y anoche seguía en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) mientras que el tercero, de 16, permanecía en Urgencias.

Los hechos tuvieron lugar minutos antes de las doce y media del mediodía de ayer en la calle Chacerquen del referido barrio, justo al lado del capo de fútbol, lo que motivó la activación de los recursos de emergencia necesarios por parte del Cecoes 1-1-2.

Fueron los bomberos del Consorcio Insular de Tenerife y efectivos de la Policía Local capitalina quienes liberaron a dos de los niños, que se encontraban atrapados en el interior de la estación. Previamente, Unelco Endesa había desconectado la corriente.

Miembros del Servicio de Urgencias Canario atendieron a los menores en el lugar de los hechos para posteriormente trasladarlos hasta el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. Allí, los especialistas apreciaron la gravedad de las quemaduras sufridas por el más pequeño, especialmente en la espalda y en una de sus piernas.

Aunque la Policía Local se encargó del caso, se dio parte al Cuerpo Nacional de Policía, cuyos especialistas de la Científica retomaron la investigación sobre lo sucedido.

Del interior del recinto faltan siete metros de cable de cobre. | F. P.

Del interior del recinto faltan siete metros de cable de cobre. | F. P.

Según ha podido saber este periódico por vías extraoficiales, los empleados de Unelco Endesa echaron en falta unos siete metros de cable de cobre lo que, unido a los rumores acerca de la presencia de un adulto con los menores en el lugar de los hechos, ha levantado algunas sospechas sobre un presunto origen delictivo en la presencia de los menores en la estación.

Sin embargo, ni Policía Local ni Cuerpo Nacional de Policía confirmaron ayer que tal hipótesis sea cierta o no, ni de que se haya practicado algún arresto.

Antecedentes
No es la primera vez que se produce un accidente de estas características. Los dos antecedentes más graves que se recuerdan en Tenerife están relacionados ambos con el robo de cable de cobre, una actividad delictiva recuperada a raíz de la crisis político financiera que padece la población española en general y la canaria en particular.

Morir en una torre de alta tensión. Acaeció en 2012 en Guaza, dentro del término municipal de Arona. El amigo de lo ajeno sufrió tal descarga cuando manipulaba en la torre de alta tensión elegida para sus fines que nada pudo hacerse por su vida. Las diligencias por este caso, que en su día fue adelantado en exclusiva por este periódico, fueron instruidas por la Guardia Civil.

Perder una mano en la calle. Fue el caso de un joven de 32 años de edad que manipulaba bajo una arqueta en una calle de La Sabinita, también dentro del término municipal de Arona. En esta ocasión, la descarga le costó una de sus manos al joven, al que también se trasladó entonces a un centro peninsular de grandes quemados. Corrió serio riesgo de perder la vida dada la gravedad de sus heridas

También en la Península. Estos hechos no son exclusivos de las Islas. Por citar un ejemplo, un hombre de 32 años murió el año pasado en Tarragona al electrocutarse cuando intentaba robar cable eléctrico de una torre de alta tensión. El fallecido, J.P.P., intentaba robar el cable eléctrico con la ayuda de un cuchillo y recibió una descarga mortal.