X
internacional >

Turquía rechaza las ayudas y crecen las protestas por el drama

   
Un manifestante, durante las protestas en Ankara tras la tragedia minera. / reuters

Un manifestante, durante las protestas en Ankara tras la tragedia minera. / reuters

Europa Press / Reuters | Madrid / Estambul

La Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD) ha rechazado las ofertas de ayuda formuladas por varios países tras la tragedia en una mina de la localidad de Soma (oeste), con el argumento de que no es necesaria.

Desde el lugar de la tragedia, el ministro de Sanidad, Mehmet Muezzinoglu, informó de que 61 de los mineros heridos se encuentran hospitalizados.

La Fiscalía de Soma ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente y esclarecer si había trabajadores ilegales en la explotación. El Gobierno ha decretado tres días de luto nacional, en los que las banderas ondearán a media asta y el Parlamento permanecerá cerrado, en honor de las víctimas del accidente, que, de confirmarse la cifra de fallecidos, se convertiría en el peor desastre de este tipo en la historia del país.

Hasta la fecha, la mayor catástrofe de estas características se registró en 1992, cuando 263 mineros fallecieron a causa de una explosión en el interior de una mina. Más de 3.000 personas han muerto y más de 100.000 han resultado heridas en el país en incidentes de este tipo desde 1941. Turquía ha sido escenario de movilizaciones ciudadanas. El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, fue increpado el miércoles en su visita al yacimiento donde se produjo la explosión y donde seguían agolpándose familiares de las víctimas y de los trabajadores atrapados.
En Ankara, la policía ha dispersado con gases lacrimógenos y cañones de agua a unos 800 jóvenes reunidos en la Universidad Técnica de Oriente Próximo y que querían marchar hacia el Ministerio de Energía. Las fuerzas de seguridad también han intervenido en Estambul para bloquear el simbólico parque Gezi, lugar de protestas antigubernamentales masivas el año pasado. Varias asociaciones han llamado a la población a manifestarse en esta zona para protestar por lo ocurrido en la mina.

Varios sindicatos secundaron ayer un paro laboral con tres minutos de silencio. Catorce de los mineros de Soma (oeste de Turquía) consiguieron cobijarse en la única cámara de refugio disponible en el pozo y una vez allí compartieron por turnos las bombonas de oxígeno antes de fallecer, han revelado los equipos de rescate a la agencia turca Dogan.
En la mina de Soma, con 6.500 mineros, solo había un refugio pese a que su propietario, Alp Gürkan, había asegurado en abril de 2013 que había varios.