X
ECONOMÍA >

La Cámara de Comercio apoya la iniciativa vecinal de rebajar a la mitad el IRPF a los canarios

   

La cámara apoya a los vecinos

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ha mostrado su apoyo a la propuesta vecinal de solicitar al Gobierno estatal una bonificación del 50% en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRFP) a todos los canarios, medida que se aplicaría hasta los 30.000 euros de ingresos.

Así lo ha expresado hoy el presidente de esta entidad patronal, José Luis García, a los representantes del colectivo ciudadano que promueve esta iniciativa, la Alianza de Vecinos, cuyo coordinador es Abel Román Amid.

Según informa este movimiento ciudadano, la Cámara tinerfeña ha acogido de forma plena esta propuesta, que han suscrito cerca de 600 asociaciones de padres y madres de alumnos de Canarias y asociaciones de vecinos, y que además la Plataforma negocia llevar a ayuntamientos, cabildos y al propio Parlamento de Canarias.

De hecho, Amid avanzó este miércoles que se han mantenido contactos con fuerzas políticas representadas en el Parlamento autonómico, donde dan por hecho que el PP también votará a favor de la proposición que se plantee en este sentido, un respaldo que considera importante, por cuanto la medida debe luego ser autorizada por el Gobierno estatal.

Esta campaña por la rebaja del IRPF a los resisdentes en Canarias cuenta con el asesoramiento dle catedrático de Derecho Financiera y Tributario de la Universidad de La Laguna Guillermo Núñez, y sus promotores la han justificado por la grave crisis económica en una comunidad autónoma con los mayores índices de paro y pobreza de España y con desventajas permanentes por su insularidad y lejanía.

En la presentación de esta propuesta -de lo cual ya dio cuenta este diario- Núñez destacó que se trata de una reivindicación “de estricta justicia”, puesto que ya los empresarios y profesionales disfrutan en el Archipiélago de incentivos y deducciones por las mismas “circunstancias objetivas”que afrontan las rentas del trabajo.

A su juicio, lo que la Administración Pública deje de recaudar se podría compensar vía impuestos indirectos debido a que se estimularía el consumo.