X
carreras de montaña >

Chamonix es español

   
Kilian cosechó un doblete a los pies de los Alpes franceses. / skyrunning.com - Facebook

Kilian cosechó un doblete a los pies de los Alpes franceses. / skyrunning.com – Facebook

Diario de Avisos/Europa Press | Santa Cruz de Tenerife/Madrid

Kilian Jornet (Salomon Team) agrandó su leyenda este domingo en el mítico Mont Blanc. El catalán cosechó un extraordinario doblete durante los campeonatos del mundo de skyrunning que se celebraron este fin de semana en Chamonix. Ayer venció el Mont Blanc Marathon, mientras que el pasado viernes también dominó la prueba del kilómetro vertical, especialidad también dominada en féminas por la también catalana Laura Orgué, con récord de la prueba incluido. A los logros del mejor corredor del mundo hay que sumar que el burgalés Luis Alberto Hernando se proclamó el sábado campeón del mundo de Ultra Trail. Estos resultados han permitido a España liderar el ranking de los Mundiales con siete medallas (cinco oros, una plata y un bronce).

La victoria del atleta de Puigcerdá en la Maratón se suma al segundo y el tercer puesto de Michel Llane y Tom Owens, atletas del equipo internacional Salomon, lo que convierte a la marca francesa en la gran triunfadora de la modalidad al copar los tres puestos en el podio y lograr un fantástico triplete.
Jornet se impuso con un tiempo de 3 horas y 23 minutos por delante de Michel Llane y Tom Owens. La organización se vio obligada a desplazar hasta el centro del pueblo de Chamonix la meta por las fuertes ráfagas de viento y lluvia en los puntos más altos, lo que convirtió la subida hacia el Col des Possettes (2.000 metros) en el techo de la carrera.

La prueba completó finalmente los 42 kilómetros de recorrido y un desnivel positivo de 2.486 metros, ejecutados de forma rápida desde el principio por un grupo compacto formado por Jornet, Zaid Ait Malek, Michel Llane, Aritz Egea y Tom Owens hasta el kilómetro 18. En el 35, sin embargo, empezaron a crearse las distancias con el atleta de Salomon ya a la cabeza, realizando a partir de aquí un descenso vertiginoso hasta la meta que llevó a Jornet a la victoria. “Hemos salido muy rápido, en una carrera que ha tenido dos partes muy diferenciadas. Al principio era más una carrera de montaña y en la segunda ya era más sky, más técnica, y es allí donde he podido escaparme. Ha llovido mucho durante todo el recorrido, aunque no hacía mucho frío. La verdad es que prefiero estas condiciones, con el barro, las piedras que resbalan”, comentó Kilian Jornet.

El catalán evaluó muy positivamente su actuación. “No me esperaba poder estar a este nivel, ha sido una sorpresa muy positiva. Estoy contento también porque detrás han quedado Michel y Tom, que además de ser grandes corredores son también grandes amigos. Llegar con Bruno Brunod, a la meta también ha sido muy especial, estaba animándome antes de la meta, y él fue el primer campeón del mundo de skyrunning, así que ha sido muy especial. En definitiva, un balance perfecto de este campeonato del mundo”, indicó Jornet, que la semana que viene viajará a Estados Unidos para poder preparar la Hardrock, que se disputará el próximo 11 de julio.
En mujeres, la victoria fue para la italiana Elisa Desco con un tiempo de 3:53:33, seguida de la norteamericana Megan Kimmel y de la también estadounidense Stevie Kremmer que alcanzó la meta dos minutos después.

En el KV, Kilian Jornet consiguió también coronarse el viernes, junto con Laura Orgué, en campeón de la modalidad. La contrareloj fue dominada por los dos atletas Salomon con gran autoridad. Jornet invirtió 34 minutos y 18 segundos en el ascenso de 3,8 kilómetros y un desnivel de 1.000 metros, mientras que Orgué, del Salomon Santiveri Outdoor Team, lo hizo en 41 minutos y 29 segundo, con récord incluido de la prueba. “La victoria fue una sorpresa. Iba con poca idea de ganar porque justo llegaba de Alaska y había rivales muy fuertes. A pesar de todo estoy muy contento con el resultado, en una prueba que me ha servido para preparar la carrera de domingo”, declaró Kilian Jornet tras la prueba.

Por su parte, Laura Orgué se mostró “muy contenta”. “Suerte que la semana pasada competí en 2 kilómetros vertical porque me ha dado el ritmo de carrera necesario. Me gusta mucho el recorrido ya que se puede correr hasta los 700 metros de desnivel y esto me favorece”, apuntó.