X
futuro plural >

Desvarío socialista – Por Pedro Fernández Arcila

   

La propuesta más reaccionaria y demagógica que hayamos debatido en el Ayuntamiento de Santa Cruz ha venido de la mano del grupo municipal socialista, que en el último pleno presentó una moción para bonificar a todos los residentes canarios la cuota del IRPF, nada menos que en el 50% (en el tramo de 17.707 a 33.000 euros). Si el Gobierno central o autonómico le hiciera caso a este disparate ultraliberal de los concejales socialistas tendríamos mil millones de euros menos para sufragar los servicios públicos que gestiona la Comunidad Autónoma Canarias (o algo más de quinientos millones si el Estado aceptara participar al cincuenta por ciento en este delirio del PSOE local). Esto quiere decir que tendríamos que reducir de manera drástica los gastos en educación pública, sanidad pública, prestaciones sociales, viviendas de protección, cultura, funcionarios, personal laboral, etc. Y claro, con este tijeretazo ‘modelo FMI’ a las arcas públicas, los pseudosocialistas lograrían el hundimiento de todos estos servicios esenciales, para regocijo de las compañías privadas ( religiosas y seglares) del sector de la educación y la sanidad, así como la desaparición de las políticas sociales igualitarias, para gloria de los que quieren alcanzar el cielo con caridad y telemaratones.

Ni los políticos del PP se han atrevido a defender una insensatez fiscal como las que han presentado los concejales ultraliberales integrados en el grupo municipal socialista. Alicia Álvarez, concejala de políticas sociales del Ayuntamiento, fue la encargada de defender esta moción quien, a pesar de vivir la tragedia diaria de miles de familias sin recursos que sobreviven gracias a las ayudas públicas que se obtienen a través de los impuestos, tuvo el inmoral arrojo de afirmar que “donde mejor estaba el dinero era en el bolsillo de los contribuyentes”. Pero esta moción no sólo era profundamente reaccionaria sino que fue una burda manipulación. Los pseudosocialistas, tan dispuestos últimamente a firmar lo que les pongan delante para mantenerse en el poder, habían presentado esta moción para satisfacer la demanda de un colectivo ciudadano que reclamaba incluir esta medida en el REF, cuando el PSOE local sabía que el Parlamento Canario había cerrado semanas antes el debate del REF y los parlamentarios del PSOE, un poco más cuerdos que los concejales santacruceros, no habían ni siquiera insinuado durante el debate parlamentario del REF, una bonificación del IRPF de estas características. Al final, sólo Sí se puede votó en contra de esta insolidaria propuesta, y los ultraliberales del PSOE recibieron el apoyo de sus ideológicamente afines de CC, PP y de CSC. Corrales, que intervino para alabar la moción de sus antiguos compañeros socialistas, prefirió ausentarse del salón de plenos segundos antes de que se efectuara la votación.