X
PROSPECCIONES EN CANARIAS>

Los ecologistas advierten de que las movilizaciones contra el petróleo continuarán prese al aval del Tribunal Supremo

   
Manifestación del 7 de junio en Santa Cruz contra las prospecciones. / FRAN PALLERO

Manifestación del 7 de junio en Santa Cruz contra las prospecciones. / FRAN PALLERO

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

Greenpeace y Ben Magec-Ecologistas en acción han avisado este miércoles de que las movilizaciones contra la extracción de petróleo en aguas próximas a Canarias se mantendrán pese al aval del Tribunal Supremo, que este martes anunció su rechazo a los siete recursos presentados al respecto.

“Las movilizaciones y actividades contra las prospecciones no va a terminar, ya que la voluntad mayoritaria de la sociedad es contraria a ellas”, ha asegurado en una rueda de prensa frente a la Delegación del Gobierno en la capital grancanaria el responsable de la campaña de Greenpeace, Julio Barea.

Para Barea, “el argumento de alcanzar la independencia energética empleado por el Gobierno para apoyar el proyecto petrolero de Repsol es totalmente falso”, quien considera que “la verdadera independencia no vendrá nunca de la mano del petróleo, sino del desarrollo de las energías renovables“.

De hecho, considera que es precisamente el desarrollo de las energías renovables en las islas lo “que el ejecutivo central se ha preocupado de frenar en los dos últimos años”.

“Ante un océano de incertidumbre que es el petróleo, Canarias apuesta por un archipiélago de certeza en las energías renovables, esta debe ser nuestra hoja de ruta”, ha declarado por su parte el portavoz de Ben Magec, Eugenio Reyes.

Greenpeace había elegido la jornada de hoy para presentar las conclusiones del informe ‘Petróleo No, ni aquí ni en el Ártico’ antes de saber la decisión del Supremo, pero en nada ha cambiado su posición al respecto.

En el informe, Greenpeace explica “cómo salir de la dependencia de los combustibles fósiles para poner en valor la verdadera riqueza energética de las islas Canarias que radica en las energías renovables, que permitirían al archipiélago prescindir de los hidrocarburos”.