X
TENERIFE >

Eulen se hace cargo de la ayuda a domicilio y oferta 161 empleos

   
Alicia Álvarez es la concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz de Tenerife. | DA

Alicia Álvarez es la concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz de Tenerife. | DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Después de dos años de espera, uno de los mayores colapsos que ha sufrido el Instituto Municipal de Atención Social de Santa Cruz (IMAS), la quiebra de la cooperativa Mararía, concesionaria del servicio de ayuda a domicilio, se reconduce con la elección de una nueva empresa que se encargará de gestionar esta prestación a partir del mes de julio. La elegida es la empresa de servicios Eulen, según confirmó ayer la concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz, la socialista Alicia Álvarez. La edil detalló que, aunque formalmente aún no se ha adjudicado el contrato, ya se puede adelantar que la propuesta de la mesa de contratación es adjudicar el contrato Eulen al presentar la mejor oferta: “Las nueve empresas han concursado con grandes proyectos pero la propuesta de Eulen es la que mayor valoración ha obtenido”, aclaró Alicia Álvarez.

Entre las mejoras que han hecho merecedora del servicio a de ayuda a domicilio a esta empresa, está la contratación de 161 trabajadoras: “Estamos hablando que cerca del 80% de las que fueran trabajadoras de Mararía pueden conseguir un trabajo en el nuevo servicio de ayuda a domicilio”, afirmó la concejal de Asuntos Sociales. Álvarez añadió que “si alguien puede pensar que se está favoreciendo a una empresa frente a otras por el número de contrataciones, la realidad es que todas las empresas, las nueve, ofrecieron contratar por encima del número que viene recogido en el pliego de condiciones”. “Ha ganado la mejor en todos los aspectos que son valorables en el contrato”, añadió la edil.

La adjudicación definitiva del servicio se producirá a lo largo del mes de julio, una vez que la empresa elegida complete la documentación necesaria y se cumpla con el plazo preceptivo para que el resto presenten reclamaciones si así lo estiman oportuno. Álvarez mostró su satisfacción por el desarrollo “exquisito” de este proceso de adjudicación en el que, “las cosas se han hecho bien y eso nos ha permitido cumplir con los plazos y en el que ha sido fundamental el acuerdo con UGT y las propias extrabajadoras de Mararía”.

Será en julio por tanto cuando se retome la normalidad de una prestación que llega a 900 usuarios y que con la nueva empresa se pretende que se atienda a 300 más. El importe del contrato es de 6.419.520 euros, distribuidos en dos anualidades, 2.139.840 euros para el año en curso y otros 4.279.680 para 2015. El contrato tendrá un plazo de vigencia de 18 meses, prorrogable por el mismo tiempo de duración inicial, previo acuerdo con la empresa y antes del 31 de diciembre de 2015.

Entrevistas

Después de dos años de espera, desde UGT, Fran Bautista, expresaba ayer su satisfacción por este anuncio que ya ha trasladado a las extrabajadoras de Mararía que pueden beneficiarse de este contrato. “Nos hemos puesto en contacto con Eulen para mantener una reunión en la que le haremos llegar los currículos de las extrabajadoras”, explicó Bautista. La empresa adjudicataria realizará las entrevistas a aquellas que cumplan con los requisitos que, dada la experiencia de las extrabajadoras de Mararía, son la mayoría. El representante de UGT también quiso hacer hincapié en el hecho de que todas las empresas concursantes hayan ofrecido la posibilidad de contratar por encima de lo exigido en el pliego (más de 161 contrataciones obtenía 15 puntos), “el tiempo nos ha dado la razón y el compromiso adquirido era conseguir que el mayor número de trabajadoras posibles tuvieran un puesto de trabajo en el nuevo servicio y eso se ha conseguido”.