X
SUCESOS >

Familiares del hombre fallecido en el hospital de Icod lamentan la “incertidumbre” y exigen “saber la verdad”

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Familiares de Francisco López, el hombre de 91 años que falleció el pasado domingo en el complejo sociosanitario del hospital de Icod de los Vinos (Tenerife), lamentan la “incertidumbre” del caso ya que descartan la versión de que fue un ‘desgraciado accidente’ y exigen “saber la verdad”.

En declaraciones a Europa Press, una de sus hijas, Pilar López, ha reconocido que se han reunido con los responsables del Instituto de Acción Social y Sociosanitaria (IASS), pero ha rechazado que desde Aeromédica Canaria, la empresa que gestiona la planta donde falleció Francisco, “nadie se ha dignado a dar una explicación”.

“Es de muy mal gusto que se rían del dolor de una familia destrozada. Dicen que perseguimos una indemnización, y si ese es el derecho, lo haremos, pero no podemos permitir que se calumnien las valoraciones médicas y su grado de dependencia, es una burla decir que se paseara por el centro”, señala.

Según Pilar, la justicia ya dispone de un informe sobre la investigación, aunque ella misma y algunos familiares, que visitan todos los días el centro porque su madre reside allí, han comprobado como las gafas de su padre están “intactas”, lo mismo que la silla de ruedas.

Francisco estaba calificado como dependiente por grados por la Consejería de Sanidad por padecer Alzheimer, por lo que no entiende que pueda abrir una puerta de emergencia y caer por las escaleras –que tenían un cordón de seguridad– si prácticamente no tenía movilidad.

“Llegaremos donde haya que llegar. No quiero politizar este tema pero por mi vena solidaria, seguiré adelante. Esto está deshumanizado, hoy me ha tocado a mí, pero mañana le puede tocar a otro. No hemos tenido paz ni para llorar, estamos agotados”, comenta.

NO QUIEREN “ENCERRONAS”

Pilar rechaza las “encerronas” y la “oscuridad” de la empresa adjudicataria de la gestión del servicio, y califica de “crueldad horrible” que el supuesto accidente ocurriera poco antes de las 20.00 horas y a la familia se le avise a las diez de la noche. “Si ha habido un error, que den la cara, es una burla a mano armada”, apunta.

La familia ya había presentado quejas ante el centro por carencias en la higiene y escasez de pañales, por ejemplo, y Pilar recuerda que el comité de empresa del IASS ya protestó en junio del año pasado por problemas similares de seguridad en las escaleras del Hospital Febles Campos, en Santa Cruz de Tenerife.

La empresa, por ahora, declina hacer manifestaciones públicas hasta que finalice la investigación.