X
ECONOMÍA >

Las familias canarias, las que más disminuyen su gasto en alimentación

   

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

Las familias canarias han disminuido un 13,7% su gasto en alimentación entre 2010 y 2013, lo que sitúa a la comunidad como la que registra el mayor descenso nacional, con una media de 3.842 euros de media al año en 2013.

Por su parte, la media nacional fue de 4.450 euros, lo que supone un descenso de 120 euros por familia y un 2,6% menos con respecto a 2010, cuando el gasto medio ascendió a 4.570 euros, según la última actualización de los perfiles de consumo ‘Habits’ que confecciona AIS Group.

Así, el descenso más importante fue el de Canarias, mientras que las familias de Extremadura fueron las que gastaron menos en alimentación en 2013, con una media de 3.805 euros.

Además, según el estudio, el gasto medio en alimentación sólo subió en cinco comunidades autónomas respecto a 2010: Madrid (0,8%), Castilla La Mancha (1,6%), Castilla y León (1,6%), País Vasco (2,3%) y Murcia (3,4%).

En concreto, los españoles gastaron en 2013 una media de 668 euros en pan y cereales, un 6,5% menos que en 2010. Por su parte, el consumo de carne creció ligeramente un 0,5%, hasta los 1.050 euros de media.

Asimismo, el presupuesto destinado a la compra de pescado ha caído prácticamente en todas las comunidades autónomas y se situó en 510 euros de media, lo que representa una caída del 3,4%.

El consumo de productos lácteos y huevos en 2013 descendió un 4,8%, hasta los 535 euros de media, mientras que el gasto en fruta y verdura también cayó en la mayoría de las regiones (-2,5% de media y ligeramente superior a 780 euros). A su vez, el consumo de azúcar y dulces se situó en 2013 en algo más de 165 euros, un 2% más que la media de 2010

Por otro lado, las familias españolas dedicaron un 3,4% más de sus presupuestos a la compra de agua y de bebidas no alcohólicas, cuyo gasto medio de los hogares en 2013 fue de 305 euros.

Por el contrario, las bebidas alcohólicas son los productos para la compra de los que más han reducido los españoles su presupuesto, un 11,6%, y supusieron un gasto medio de 185 euros.