X
fútbol sala >

“La clave, ser una familia”

   
<
>

FOTOS: SERGIO MÉNDEZ

J.S.S. | Santa Cruz de Tenerife

La comunión entre equipo y afición no podía tener un final más feliz. La escuadra presidida por Andrés Pedreira está en la máxima categoría por méritos propios, y en el ascenso ha llevado consigo a una gran multitud de aficionados que se han contagiado de la humildad, la honradez y la modestia de un equipo que ya es de leyenda.

“Si uno hace un guión no sale tan bien como esta vez”, señalaba un emocionado Pedreira, que aseguraba que “la evaluación de la temporada habría sido la misma porque no me gusta evaluar sólo por los resultados. Peleamos contra Levante y Elche, dos equipos con una estructura de equipo profesional de fútbol y ellos no se imaginaban que un equipo de un barrio de Santa Cruz les quitara el ascenso”.

Pedreira confirmó que el equipo “mantendrá una línea de continuidad” la próxima temporada en la máxima categoría, “porque esa ha sido nuestra esencia, nuestra línea de trabajo y el jugador de fuera que viene se identifica con el proyecto y se siente uno más de aquí y eso es lo más importante, más allá de la procedencia de cada uno”.

El entrenador de los capitalinos, Francis Arocas, admitió que era “impensable” todo lo que se había generado alrededor “de la familia del Uruguay, que somos todos porque con esta comunión entre plantilla y afición mejor final no podía haber”. Arocas destacó el gran nivel tanto de Brihuega como de Elche, “que le han dado más mérito a lo que hemos conseguido”.

Mientras, Carlos Corvo, que confirmó que el próximo año seguirá en las filas del Uruguay, reconocía que “no hay mejor forma que ascender aquí, en casa, con este público, las palabras sobran y solo puedo dar las gracias a la afición y a mis compañeros”. El goleador del cuadro tinerfeño admitió que la clave del éxito fue “estar unidos. Es lo que nos ha hecho llegar hasta aquí, somos una familia y sin unión estas cosas no se consiguen”.g>