X
mundial brasil 2014 >

Ganar, ganar y ganar

   

EUROPA PRESS | Brasilia

El seleccionador de España, Vicente del Bosque, da instrucciones al delantero tinerfeño Pedro Rodríguez, en la final de la Eurocopa 2012. | EFE

El seleccionador de España, Vicente del Bosque, da instrucciones al delantero tinerfeño Pedro Rodríguez, en la final de la Eurocopa 2012. | EFE

La selección española de fútbol, noqueada por la sorprendente derrota ante Holanda en su debut, afronta esta noche su segundo encuentro del Mundial plenamente consciente de que solo le vale el triunfo frente a Chile, un viejo conocido que sueña con reivindicarse como la Roja auténtica y condenar al destierro a la estrella que su rival luce en la camiseta.

España llegaba al Mundial con la vitola de claro favorito tras su triunfo de hace cuatro años en Sudáfrica, pero el debut degeneró en una bofetada histórica que dejó muy tocada la moral del equipo. Tras una primera parte correcta, el equipo se desmoronó por completo en la segunda, circunstancia que aprovecharon Arjen Robben y Robin van Persie para regalarse un homenaje.

Vicente del Bosque, sin abandonar su habitual atalaya de calma y prudencia, se ha visto obligado a realizar una imprescindible labor de refuerzo anímico, aunque no ha olvidado el plano puramente futbolístico, avanzando “dos o tres cambios” respecto a la alineación que naufragó en el Arena Fonte Nova de Salvador.

El salmantino no ha dado pistas en los días previos, aunque el pobre rendimiento de la pareja de centrales podía dejar un hueco a Javi Martínez. En el centro del campo, la pujanza de Jorge Resurrección Koke podría servirle para ocupar el puesto de Xavi Hernández, mientras que, en ataque, se barrunta una oportunidad para la verticalidad de Pedro Rodríguez. En la punta de ataque, Del Bosque podría confiar de nuevo en Diego Costa, cambiar de ariete e incluso recuperar la apuesta del falso nueve con Cesc Fábregas.

Se espera que Chile repite la fórmula ganadora de Holanda y proponga una defensa con cinco integrantes, buscando solidez defensiva y rapidez al contraataque. Por ello, la velocidad en la circulación será más importante que nunca, sobre todo teniendo en cuenta que, después de la amplia derrota inicial, también se necesitan tantos con la vista puesta en el goal average.

En cualquier caso, nada hay confirmado en la alineación de una selección española que revive la situación de hace cuatro años, cuando sucumbió en su debut ante Suiza antes de encadenar seis triunfos hasta la gloria.

Por parte chilena, la única duda es Arturo Vidal que acabó con molestias ante Australia.


No encadena dos derrotas seguidas

La selección española, desde la llegada en 2008 de Vicente del Bosque al banquillo, nunca enlazó dos derrotas seguidas y siempre reaccionó tras un resultado negativo, argumento que refuerza la moral de la Roja de cara al decisivo partido contra Chile. En los dos últimos grandes torneos, España empezó con derrota ante Suiza en el Mundial 2010 y con empate frente a Italia en la primera cita de la Eurocopa 2012. En ambas situaciones, el equipo se levantó con fuerza. En Sudáfrica, doblegó a Honduras, luego a Chile, logró el pase a los octavos de final y venció a Portugal, Paraguay, Alemania y Holanda; en la segunda, superó sus siguientes cinco choques para seguir en la cima europea. En ningún caso perdió dos duelos consecutivos.

Del Bosque: “A lo mejor hay cambios, pero no muchos”

El seleccionador español, Vicente del Bosque, recordó que la clasificación para los octavos de final del Mundial de Brasil “todavía está en nuestra mano”, además de mostrar su confianza en la recuperación del grupo para afrontar el duelo ante Chile pese a la goleada encajada ante Holanda. “Estamos muy dolidos. Tenemos una oportunidad para continuar y desde esa responsabilidad queremos salir adelante, y esa rebeldía ante un resultado duro debe ser un estímulo. La clasificación todavía está en nuestra mano”, dijo un Del Bosque que trasmitió “confianza” en sus pupilos.

Sampaoli: “España siempre ha sido difícil”

E.P.
Brasilia
El seleccionador de Chile, Jorge Sampaoli, dijo que España “siempre ha sido difícil”, pero se mostró convencido de “poder cambiar la historia”, además de reconocer que no hay momento bueno para enfrentarse a la vigente campeona del mundo pese a su derrota ante Holanda. “Si no corregimos algunas cosas que nos pasaron contra Australia, nos va a costar enfrentarnos a rivales de mejor transición como España y Holanda. Tenemos que mejorar mucho para pasar la fase de grupos”, dijo Sampaoli. El partido va a ser diferente a los demás. Esperamos ser los ganadores”, afirmó el técnico argentino.