X
INTERNACIONAL >

El ISIS crucifica en Siria a ocho rebeldes acusados de ‘moderados’

   

Europa Press | Beirut/ Madrid / Jerusalén

El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) ha crucificado hasta la muerte a ocho rebeldes sirios por considerar que su comportamiento era demasiado moderado, según informó el grupo activista del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Los fallecidos fueron ejecutados en la plaza mayor de la ciudad de Deir Hafer, en la provincia de Alepo y tardaron, según el Observatorio, tres días en morir.

Las fuentes con las que cuenta el Observatorio en el interior del país han precisado que el ISIS identificó a los hombres como shawa, el nombre que atribuyen a las facciones rebeldes sirias menos cruentas, pero que según los islamistas operan a sueldo de las potencias occidentales.
Además, el ISIS crucificó a otro hombre en la ciudad de Al Bab, cerca de la frontera con Turquía. La víctima pasó ocho horas en la cruz como castigo “por levantar falso testimonio” pero sobrevivió a la tortura. Precisamente, la crueldad del ISIS ha sido el motivo de su expulsión de la célula iraquí de Al Qaeda.
Proclamación del califato

Mientras ayer trascendía la noticia de que el Estado Islámico de Irak y Siria ha proclamado el Califato Islámico y ha nombrado califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi, al tiempo que se declaraba como estado independiente y reclamaba que todos los musulmanes del mundo le jurasen fidelidad, el ejército iraquí se mostraba incapaz de arrebatarle el control de la ciudad de Tikrit, tras 24 horas de combates que han dejado “un elevado número de bajas entre ambos bandos”, según testigos de la BBC.

Las fuerzas armadas iraquíes iniciaron el sábado la ofensiva contra el ISIS con tanques, vehículos acorazados y apoyo aéreo para intentar romper la dinámica ofensiva de las milicias.

Sin embargo, los rebeldes consiguieron repeler las acometidas de los soldados iraquíes, que incluso se han visto obligados a replegarse en la ciudad de Djila, a 25 kilómetros al sur. La ciudad de Tikrit había sido tomada el pasado 11 de junio como parte de la operación del ISIS para asumir el control del norte y el este de Irak, de mayoría suní. El avance yihadista en la zona ha llevado a Irán a reiterar su ofrecimiento de ayudar al país vecino en su lucha contra el Estado Islámico de Irak y Siria, a través de los mismos métodos empleados en la guerra de Siria, lo que deja entrever la posibilidad de que la república islámica pueda, como mínimo, destinar asesores a Irak para impedir el avance de los islamitas hacia Bagdad.

Llegado el caso de que el Gobierno iraquí solicite la ayuda de Irán, gran potencia chií de la región, la respuesta iraní contra este grupo armado suní sería “contundente y seria”, según declaró el jefe adjunto del Estado Mayor, el general de brigada Masud Jazayeri, a la cadena televisiva Al Alam.
Apoyo israelí a los kurdos

Mientras, en Israel, su primer ministro, Benjamin Netanyahu, expresó ayer su apoyo a la independencia del Kurdistán y ha destacado la estabilidad de la región kurda de Irak en contraste con la violencia que afecta a las de mayoría chií y suní. “Debemos (…) apoyar la aspiración kurda a la independencia”, afirmó Netanyahu, quien definió a los kurdos como un pueblo de “luchadores que ha demostrado su compromiso, su moderación política y que merece la independencia política”.