X
CD TENERIFE - real murcia> Los protagonistas

“La temporada ha sido magnífica”

   
Cervera dirigió su último partido del curso en el Heliodoro. | SERGIO MÉNDEZ

Cervera dirigió su último partido del curso en el Heliodoro. | SERGIO MÉNDEZ

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Álvaro Cervera, entrenador del CD Tenerife, explicó en la sala de prensa del Heliodoro Rodríguez López, tras el compromiso liguero ante el Real Murcia, que “hemos perdido seis partidos seguidos y perdimos esa oportunidad. Te quedas con mal sabor porque lo tuvimos muy cerca, pero aún así la temporada ha sido magnífica”.

El técnico, al ser cuestionado por la rapidez del 0-1, dijo: “para un equipo como nosotros es un lastre. Después de cinco derrotas seguidas, encajar un gol a los 30 segundos es un mazazo muy difícil. Para remontar un partido no nos vale con ganas e ímpetu, necesitamos calidad”.

Cervera admitió que “no le encuentro una razón” ante la falta de gol del equipo. El preparador añadió que “es la realidad. Perder por un solo gol y sin meter nosotros ninguno. Dos los encajamos en el último minuto, otros dos de penalti. Este en el primer minuto… Soy el principal culpable de estas derrotas”.

Sobre la acción en la que hubo posibles manos de un defensor del Real Murcia dentro del área, el técnico blanquiazul dijo: “Me coge en el banquillo y por la gente, creo que ha sido penalti. Pero cuando un equipo está así, lo normal es que te metan en el primer minuto y que no te piten el penalti. Tenemos que cambiar la dinámica”.

Álvaro Cervera admitió que “en Gijón no vamos a hacer muchos cambios. Hemos llegado hasta aquí con esta forma de jugar y con estos jugadores. Si hemos llegado hasta aquí, es por algo. Ni antes éramos tan buenos ni ahora somos tan malos por perder seis partidos seguidos”. Por último, el técnico explicó la ausencia de Ayoze Pérez: “Hablé con los médicos. La sensación del futbolista no era buena y no hay más allá”.

Los jugadores, resignados
Ricardo León reconoció tras el choque que bajo su punto de vista el Tenerife había hecho “una gran temporada”. “Es cierto que estos últimos resultados te dejan un poco mal sabor de boca, pero debemos sobreponernos”, dijo el centrocampista norteño, que no regresará el próximo fin de semana a Gijón.
“Queda el último partido e intentaremos finalizar de la mejor manera. Vi la tarjeta amarilla y no tendré la oportunidad de volver a Gijón, pero seguro que los compañeros darán la cara hasta el último momento”, dijo Ricardo, que destacó que “encajamos un gol en la primera jugada del partido y con el marcador en contra cuesta hacer ocasiones”.

Bruno se mostraba en los mismos términos que su compañero. “No es normal lo que ha ocurrido, algo estaremos haciendo mal. No se le puede achacar todo a la mala suerte”, dijo el defensor central, que explicó que “llevamos mucho tiempo sin marcar y nunca había sufrido seis derrotas consecutivas. Por la clasificación, la temporada está hecha, aunque te quedas con mal sabor de boca”. El jugador no descartó su continuidad en el club.

Édgard: “Estoy un poco fastidiado”
Edgard fue uno de los jugadores más destacados dentro del pobre nivel ofrecido por el CD Tenerife en su compromiso de ayer. El jugador cedido por la UD Almería reconocía en la sala de prensa que “después de la buena dinámica que teníamos a mitad de temporada, es mejor quedarnos con lo positivo, con los buenos partidos que hicimos”. Para Edgard lo fundamental ahora es “intentar terminar el año de lo mejor posible”.Analizando la derrota de ayer, la sexta consecutiva por el mismo resultado, Edgard admitió que “el primer gol, en el primer minuto nos vino un poco mal porque teníamos que ir a remolque”. Sobre el rendimiento global del equipo en los meses que le ha tocado defender la camiseta blanquiazul, el de Arafo admitió que “el grupo comenzó mal, pero después hizo buenos partidos, llegamos a estar terceros. Y ahora tocó una dinámica mala. A nivel personal estoy bien, no es fácil entrar en el equipo”, y admitió que su intención era haber peleado por la liguilla hasta el último momento y que por eso estaba “un poco fastidiado por la derrota”.