X
SOCIEDAD >

Una mujer encuentra un mensaje oculto sobre la explotación laboral en un vestido de Primark

   
Imagen vía South Wales Evening Post.


Rebecca Gallagher muestra la etiqueta cosida en el vestido. /DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Rebecca Gallagher, una joven de 25 años de la localidad de Swansea, en Gales (Reino Unido), ha revelado que ha encontrado un mensaje de denuncia de la explotación laboral oculto en el interior de un vestido de la multinacional Primark, ha informado el diario local South Wales Evening Post.

“Obligados a trabajar horas agotadoras”, se puede leer en la etiqueta del colorido vestido que compró de oferta por diez libras esterlinas (unos 12,5 euros) en una de las tiendas de Primark en Gales. Gallagher ha asegurado que nunca se pondrá ese vestido porque teme que haya sido fruto de la explotación laboral de un trabajador en un taller clandestino en un país extranjero.

“Obligados a trabajar horas agotadoras”, se puede leer en la etiqueta del colorido vestido que compró de oferta

“Me quedé sorprendida cuando comprobé la instrucciones de lavado y vi esta etiqueta”, ha contado. “Llevaba escrito a mano el mensaje ‘Obligados a trabajar horas agotadoras’, cosido con las otras etiquetas habituales”, ha explicado. “Para ser honestos, nunca había pensado demasiado sobre cómo se hacen estas prendas”, ha añadido.

“Temo pensar que mi vestido de verano pueda haber sido hecho por una persona agotada por horas de trabajo duro en algún taller clandestino en el extranjero”, ha asegurado. Gallagher ha explicado que la etiqueta estaba unida a otras que dan la dirección de Primark en España e Irlanda y las instrucciones de lavado. “No tengo idea de quién la puso allí”, ha dicho.

Tras asegurar que su hallazgo le hace pensar si era “un grito de ayuda” para que los británicos “sepan lo que está pasando”, ha afirmado que Primark le ha llamado por teléfono para interesarse por lo sucedido. “Pero me han puesto en espera quince minutos antes de cortar”, ha añadido.

PRIMARK INVESTIGA LOS HECHOS

La compañía Primark ha anunciado en un comunicado que está “investigando” los “orígenes” de la etiqueta y que se toma el mensaje “muy en serio”. “Estamos investigando los orígenes de la etiqueta adicional que ha sido encontrada en uno de nuestro vestidos implicando que la mercancia fue fabricada en malas condiciones laborales”, ha dicho la firma textil.

“Primark se toma estas acusaciones muy en serio. No ha habido otros incidentes de este tipo relacionados con estos vestidos”, ha afirmado. La compañía ha asegurado que ha pedido a la compradora que devuelva el vestido, “que no estaba disponible para la venta desde 2013″, para poder investigar “cómo se incorporó la etiqueta y si hay temas que hay que mirar”.

“Nuestro Código de Conducta establece que los suministradores y las fábricas trabajan en buenas condiciones laborales y que las personas que realizan las prendas son tratados decentemente y reciben un salario justo. Inspeccionamos cada fábrica para garantizar el cumplimiento del código y les apoyamos dándoles directrices y formación cuando se identifican algunos temas”, ha concluido.