X
sociedad >

‘Numerus clausus’ para abortar

   

Gallardón en el Senado

EUROPA PRESS | Madrid

La Ley Orgánica de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada, la reforma de la vigente regulación del aborto, contemplará previsiblemente un numerus clausus o listado cerrado de malformaciones incompatibles con la vida a partir de las cuales las mujeres podrán acogerse a la interrupción voluntaria de su embarazo, de acuerdo con los preceptos de la ley.

Así lo han confirmado a Europa Press en fuentes parlamentarias, ante la previsible aprobación de la reforma legislativa que compete al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y ante la controversia suscitada al no contemplarse este supuesto en el anteproyecto de ley presentado por el Gobierno.

Las mismas fuentes apuntan a la posibilidad de que la malformación fetal no se recoja como un nuevo supuesto dentro de la norma del Gobierno, sino que se contemple en el que indica que se puede interrumpir de forma voluntaria un embarazo cuando tenga lugar un grave riesgo para la vida o la salud física o psíquica de la madre. El otro supuesto de la ley abre la puerta al aborto cuando el embarazo sea consecuencia de un delito contra la libertad sexual.

Precedente

Ese listado de anomalías fetales incompatibles con la vida podría basarse en el que en su día elaboró el Comité de Bioética de la Sociedad Española de Ginecología (SEGO) para la Ley del Aborto de 2010, aún vigente, según señalan otras fuentes parlamentarias.

Así, este comité entiende por anomalía fetal incompatible por la vida “aquellas que previsiblemente/habitualmente se asocian con la muerte del feto o del recién nacido durante el periodo neonatal, aunque en condiciones excepcionales la supervivencia pueda ser mayor”.

En ella se contemplan: la anencefalia, exencefalia o acráneo; la hidranencefalia; la holoprosencefalia alobar; la atresia laríngea o traqueal; la agenesia diafragmática o la renal bilateral; una patología renal bilateral con secuencia Potter y de comienzo precoz; la Ectopia cordis; la Pentalogía de Cantrell; el Síndrome de bandas amnióticas; el Limb-body wall complex; la displasia esquelética letal con hipoplasia torácica y afectación precoz; y algunas cromosomopatías como la trisomía 18, la 13, la 9, o triploidias.

Precisamente, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó el informe que avala en términos generales el anteproyecto de Ley, aunque también sugiere varios cambios, como despenalizar el aborto eugenésico y desligarlo del daño psicológico a la madre, así como simplificar los trámites que la gestante debe completar para interrumpir su embarazo legalmente.

Recomendación

Otras fuentes parlamentarias señalaron a Europa Press que esta reforma tenga en cuenta una de las recomendaciones efectuadas por el Comité de Bioética del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su informe en el que avalaba la ley de Gallardón.

Así, se vería con buenos ojos que, “para evitar que sea una carrera de obstáculos” la obtención de los cuatro documentos estipulados en la ley para poder abortar, sea la administración sanitaria la que se encargue del asesoramiento, información y certificación de los mismos.
Para ello, el comité propone la creación de Unidades Multidisciplinares de Asesoramiento ante el Embarazo en Situaciones de Conflicto, formadas por expertos de la sanidad pública en la materia o acreditadas por ella.

“Así se lograría dar seguridad a estos trámites y ofrecer un asesoramiento asistencial con unos criterios más o menos homogéneos y con un nivel adecuado de competencia”, agrega. Es decir, un equipo fijo y preparado de profesionales en el SNS para atender este tipo de situaciones.

Seminario

El Congreso de los Diputados acogerá el jueves y el viernes de esta semana un seminario internacional por el derecho a la vida en el que participarán un centenar de parlamentarios, de los que unos 30 son internacionales, donde respaldarán la reforma de la Ley del Aborto puesta en marcha por el ministro de Justicia. Participarán en el evento legisladores de Argentina, Armenia, Chile, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, Francia, Macedonia, Hungría, Italia, Méjico, Polonia, Portugal, Reino Unido y República Checa.

Desde el PP esperan minimizar los daños electorales por la reforma

La política no es ajena a toda reforma sobre las normas para la interrupción del embarazo, al punto que pocos asuntos resultan tan polémicos en tal sentido. Es por ello que desde la dirección del Partido Popular se observa esta reforma como una complicación y se considera que ha podido influir en que una parte de sus votantes se quedaran en casa en las elecciones europeas del 25 de mayo, concretamente, los votantes de centro.

De hecho, fuentes del PP han asegurado que el partido ha influido para que el ministerio que dirige Ruiz Gallardón revise el proyecto inicial y añaden que les gustaría incluso que se retrasase su presentación en el Congreso de los Diputados.

Si el texto llega a las Cortes, otras fuentes populares parlamentarias añaden a Europa Press que se buscaría la manera de prolongar la tramitación para evitar daños mayores en las urnas en 2015, año de elecciones municipales, autonómicas y generales.

Sin duda, un deseo difícil de satisfacer si, finalmente, el anteproyecto llega a las Cortes el próximo mes de septiembre, como espera el Ministerio.

En principio, para septiembre

El primer debate parlamentario aún no tiene fecha y el calendario para impulsar la reforma de la ley del aborto se ve afectado por el hecho de que julio es un mes que la Constitución sitúa fuera del periodo ordinario de sesiones. Es por ello por lo que previsiblemente la presentación de enmiendas de totalidad a la misma, pidiendo la retirada del texto, se produzca en septiembre, lo que supondría congelar dos meses la tramitación del proyecto. Tampoco está cerrado aún si habrá comparecencias de expertos en la materia durante la tramitación, como suele realizarse con alguna ley. Para la tramitación de la de 2010 se creó una subcomisión especial de estudio en el Congreso. Según las previsiones, prácticamente casi todos los grupos parlamentarios presentarían una enmienda de totalidad al texto presentado por el Gobierno, salvo UPN y los diputados de Uniò, que en alguna ocasión han manifestado su respaldo a la normativa.

Mientras tanto, partidarios y detractores siguen manifestando sus distintas posturas. Así, voluntarios de Derecho a Vivir entregaron el pasado viernes en el Palacio de la Moncloa las 400.000 firmas que la organización ha recogido en medio centenar de campañas desde que Mariano Rajoy llegó a la Presidencia del Gobierno y que le piden que “dé pasos realmente significativos en defensa de la vida humana” y no permita el aborto eugenésico, como han sugerido el CGPJ y el Consejo Fiscal. Sobre el tema que nos ocupa, la portavoz de la organización, Gádor Joya, incide en que “el término ‘incompatibilidad con la vida’, tan referido en diferentes legislaciones para justificar el aborto eugenésico, no debería ser utilizado, pues en el mismo momento de la fecundación ya existe una vida humana en desarrollo”, a la par que mostró su rotundo rechazo al cambio ahora anunciado.