X
PUERTO DE LA CRUZ >

El Pleno no despeja dudas sobre el futuro de la Escuela de Música

   
La Escuela Municipal de Música se inauguró en 1998, estando también Marcos Brito como alcalde./ FRAN PALLERO

La Escuela Municipal de Música se inauguró en 1998, estando también Marcos Brito como alcalde./ FRAN PALLERO

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Padres, madres y alumnos de la Escuela Municipal de Música de Puerto de la Cruz se fueron ayer del pleno del Ayuntamiento con las mismas dudas e incertidumbres que tienen desde hace tres meses, cuando se planteó que la institución podría cerrar sus puertas ante la falta de presupuesto debido a los recortes.

“Por favor, les pedimos que salven la Escuela, que afronten este desafío y que continúen con el compromiso adquirido en 1998 cuando abrió sus puertas por primera vez”, solicitó Rosa María Barrera Torres, quien compareció ante el Pleno en representación de la plataforma Amigos de la Escuela Municipal de Música de Puerto de la Cruz como consecuencia de la moción conjunta presentada por los tres grupos de la oposición, Partido Socialista (PSC-PSOE), Vecinos por el Puerto (VxP) e Izquierda Unida Canaria (IUC) para que el centro pueda seguir funcionando.

“Somos conscientes que en cultura no existen los resultados a corto plazo”, subrayó. También explicó ante los concejales, padres, madres y alumnos presentes, las ventajas y desventajas de la enseñanza musical y alabó las diferencias de la institución portuense respecto a otras de la Isla, que se ha sabido adaptar a las exigencias de un municipio turístico, y a la enseñanza de alumnos de distintas edades, con discapacidades y con altas capacidades intelectuales. Por eso, aseguró que familiares y alumnos están dispuestos a constituirse en una asociación cuyos estatutos le permitan trabajar por la Escuela con el fin de defender su continuación, asegurar su carácter público y favorecer su integración en la vida cultural de la ciudad.

El concejal delegado del Organismo Autónomo Local (OAL) al que pertenece la Escuela, Juan Carlos Marrero, insistió en que desde mayo del pasado año se trabaja para evitar el cierre de la institución y con cuatro propuestas concretas, tres de las cuales suponen el despido de los once profesores que imparten clases y es “justamente lo que se quiere evitar”. En este sentido, dijo que el objetivo del grupo de gobierno (CC-PP) es que la Escuela permanezca abierta “el mayor tiempo posible” y eso pasa por negociar con los docentes, “con los que ha habido un buen entendimiento desde el pasado año”, nuevas condiciones laborales.
El edil responsable insistió en que en los últimos años CC-PP había hecho un esfuerzo para mantener el centro dado que si se hubiesen tenido en cuenta los informes de Intervención, “se habría cerrado en 2012”.

Marrero adelantó por último que se estaba valorando una “contraoferta” presentada por los maestros y se mostró convencido que esta misma semana se logrará “seguro” un acuerdo que permita abrir la matriculación para el próximo curso.

Marco González, quien se pronunció en representación de la oposición, rechazó hablar de la Escuela de Música “en términos mercantilistas” y de “rentabilidad económica” y preguntó al Ejecutivo local por qué en los últimos años “no hizo nada” para para evitar la actual situación “y la injusta decisión” adoptada en 2013 cuando aprobó el “finiquito” de los profesores.

La sesión plenaria de ayer se caracterizó, una vez más, por las subidas de tono y las descalificaciones entre el grupo de gobierno y la oposición, que únicamente fueron capaces en ponerse de acuerdo a la hora de consensuar una moción para instar al Gobierno regional a que realice los trámites para modificar la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias a efectos de que se reconozca la legitimidad del Museo Arqueológico de Puerto de la Cruz.

Principales puntos de debate

-Plan de Modernización, Mejora y Competitividad de Puerto de la Cruz. La oposición puso de manifiesto algunos reparos puestos por la oficina técnica municipal, sobre todo en lo que respecta a la planta alojativa y su preocupación porque los servicios económicos deben determinar cómo afectan algunas actuaciones a la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento y su encuadre en el Plan de Ajuste.

-Suministro de agua. IUC presentó una iniciativa para que se impida que se corte el suministro de agua a familias con graves problemas económicos. La concejal de Bienestar Social, Emma Mesa, y el edil de IUC, Jonás González, protagonizaron un fuerte debate debido a que la primera aseguró que “en Puerto de la Cruz no se le corta el servicio a nadie que no lo pueda pagar”, mientras que el segundo insistió en que sí hay vecinos que están en esta situación pero que por diferentes motivos no han acudido a los Servicios Sociales.