X
CANDELARIA >

La protectora Addanca costea la esterilización de mascotas

   
La protectora de animales de Candelaria se ha dedicado a proteger a los gatos. / DA

La protectora de animales de Candelaria se ha dedicado a proteger a los gatos. / DA

N. CHUJEB | Candelaria

La protectora de animales Addanca, con sede en Candelaria, y un grupo nutrido de voluntarios esterilizaron más de 25 gatos que se encontraban abandonados en el término municipal con el único objetivo de controlar la reproducción de las colonias de gatos que deambulan en la Villa Mariana.

El método de trabajo consiste en abordar colonia a colonia todos los grupos de gatos que residen en Candelaria y que se encuentran abandonados, es por ello que desde la ONG, Teresa González, presidenta y responsable de dicha asociación, vuelve a llamar a la concienciación ciudadana para evitar el abandono de los animales y adoptar las medidas que sean precisas para controlar las camadas.

Addanca señala que los fondos que hay para este tipo de programas son limitados, máxime cuando son fondos propios. Teresa González afirma que se ha podido conseguir gracias a la labor que llevan a cabo el grupo de voluntarios, a las distintas aportaciones desde particulares y a lo que se recauda en las dos tiendas que posee la asociación llamadas Charity Shop donde los productos que se ofrecen son donados y de segunda mano.

Para González compensa ver que el objetivo con el que se crearon estas dos tiendas comienza a dar sus primeros resultados permitiéndonos poder llevar a cabo la esterilización de más de 25 gatos abandonados en Candelaria, así como atender y mantener los 60 perros y 20 gatos que actualmente tiene esta protectora en sus instalaciones.

Addanca también hace un llamamiento a la ciudadanía por el envenenamiento que se ha producido de núcleos de gatos en distintas zonas de Candelaria.
La esterilización y la tenencia de animales responsable es la única opción de control sanitario que brinda una solución definitiva y ética para regularizar la población felina y evitar el aumento de gatos callejeros.