X
economía >

El puerto se reactiva

   
Una de las plataformas petrolíferas aparcada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. / SERGIO MÉNDEZ

Una de las plataformas petrolíferas aparcada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. / SERGIO MÉNDEZ

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

En las últimas semanas y mientras el Gobierno de Canarias lidera la guerra contra el petroleo, han atracado en el puerto de Santa Cruz tres plataformas petrolíferas (SEDCO 710, ENSCO 6000 y GSF Arctic I), actualmente en el Dique del Este y muelle de Ribera para su mantenimiento y avituallamiento. Es la primera ocasión en que coinciden tres plataformas de este tipo en el puerto y la intención de la Autoridad Portuaria es que no sea la última.

A grandes rasgos, la estancia de estas plataformas, que se quedarán hasta noviembre, supone unos 75.000 euros de ingresos para la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, 40.000 para la empresa de amarres, trabajo para los prácticos, suministro de combustible para los remolcadores de altura y contratación de grúas, generadores y demás pertrechos a empresas locales.

Asimismo, ha supuesto el empleo de ocho manos de trabajo, esto es, cincuenta estibadores, que han realizado un delicado y especializado trabajo al haber tenido que manipular unas cadenas de gigantescos eslabones que, a su vez, sólo pueden moverse con una específica maquinaria al efecto. Como curiosidad, cabe destacar que el movimiento generado por los cuatro remolcadores que asistieron la operativa de atraque dio lugar a una importante turbidez en la zona al removerse los lodos asentados en el fondo del mar. Pedro González, de la fundación Puerto, aseguró que la llegada de estas plataformas indudablemente “reactivarán” el Puerto de la capital y le darán relamente la actividad portuaria que necesita. “La llegada de este tipo de plataforma”, aseguró, “no solo generarán ingresos directos, como el pago del atraque, sino además muchos indirectos, a través de actividades que ya prácticamente estabas extinguidas en el puerto, como por ejemplo, la reparación naval, el avituallamiento, suministro, practicaje, soldadores y mano de obra”.

Además, prosiguió, “toda la actividad externa de las personas que vienen con la plataforma, como su estancia en hoteles y compras y excursiones”. En este sentido, Rodríguez felicitó al presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza, por todos los esfuerzos que esta realizando para devolver al puerto capitalino la actividad portuaria tan necesaria para la competitividad del muelle y de la economía de las Islas”. De hecho, Rodríguez declaró que puertos como la Luz en Gran Canaria, o el de Algeciras o Málaga, “están como locos” por poder albergar estas plataformas por la actividad que generan. El puerto de la Luz, concretamente, tuvo que desviarlas a Tenerife porque ya no tiene espacio.

Por su parte, el estibador Antolín Goya, explicó en declaraciones a Radio Club Tenerife que, independientemente de la cuestión estética, la actividad de riqueza que se genera alrededor de estas plataformas es importante, sobre todo con la situación de paro que hay en Canarias. “Los estibadores, por ejemplo, llevamos semanas trabajando, los soldadores, prácticos y mecánicos. De hecho”, apuntó, “han tenido que venir compañeros soldadores de Bilbao, porque aquí nos hemos visto desbordados. Todas estas personas, incluido el personal que viene con la plataforma, se están quedando en hoteles e incluso se están realizando revisiones médicas”.
Goya destacó que las plataformas han esperado fuera del muelle por el mal estado de la mar y que se han colocado donde están porque es el lugar donde menos incidencia provoca en el puerto. El estibador reconoce que el “efecto óptico” puede gustar más o menos, pero resaltó que la actividad que generan plataformas de este tipo compensa. Además, adelantó que se espera también a una cuarta que vendrá para reparación, “lo que provocará aún mayor actividad”.
El atraque de estas tres plataformas en el puerto capitalino ha provocado muchas criticas por el efecto que tiene verlas atracadas, pero en realidad son muchos los puertos que trabajan con plataformas, buques y contenedores. “En realidad esto es un puerto”, concluyó Rodríguez.

Las dos últimas en llegar

-GSF Arctic I. Permaneció fondeada ocho días fuera de las tres millas debido a la imposibilidad de atracar a causa de la fuerza del viento registrada estos días en la capital. Esta semana, la plataforma atoada por cuatro remolcadores y prácticos a bordo atracó en su alineación de destino. La GSF Arctic I, propiedad de la Transocean Offshore, desplaza 12.072 toneladas de registro bruto, contando con una eslora de 79 metros, 63 de manga, y prácticamente ocho metros de calado.

-Ensco 6000. Propiedad de la multinacional Ensco con sede en Londres, y procedente de Brasil atraca en el muelle de ribera de Los Llanos, anexa a la GSF Arctic I. Inicialmente estará en la instalación durante tres meses, prorrogables. Cuenta con 62 metros de eslora, 44 de manga y una superficie en cubierta de 3.600 metros cuadrados.