X

Rajoy advierte a CiU de que no es un momento de “política pequeña”

   

EUROPA PRESS | Vidago

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió ayer a CiU de que, tras la abdicación del rey Juan Carlos, no es momento de hacer “política pequeña” en torno a la aprobación de la ley orgánica que regulará este paso y sobre la que CiU se abstendrá cuando se vote en las Cortes. Añadido que España es una “democracia avanzada” y con “instituciones fuertes” que van a estar “a la altura de las circunstancias” en este proceso.

Durante una rueda de prensa en Portugal junto al primer ministro de este país, Pedro Passos Coelho, tras la cumbre bilateral celebrada en Vidago, el presidente fue preguntado por la postura de CiU ante la tramitación de la ley de abdicación, a la que se suman las quejas del portavoz en el Congreso de esta federación, Josep Antoni Duran Lleida, porque PP y PSOE, a su juicio, han organizado el proceso “mano a mano”.

Rajoy respondió que su Gobierno ha actuado con “lealtad” y “transparencia” hacia el resto de grupos parlamentarios a los que ha ido informando. “Nadie ha sido ignorado ni preterido y todo el mundo puede tomar las decisiones que estime oportuno y conveniente en base a su historia, su libertad, su trayectoria, sus propios intereses. Lo único que me gustaría es que en una cosa como esta no hiciésemos política pequeña”.

A continuación, el jefe del Ejecutivo expuso que este proceso de sucesión se lleva adelante en un país que constituye “por fortuna” una “democracia avanzada” y que tiene “instituciones fuertes que van a estar a la altura” de las circunstancias. “Y “con un cuerpo legislativo que tengan la certeza de que se va a cumplir, al menos mientras yo sea presidente, y tengo la certeza de que cuando deje el cargo también se cumplirá”.

En paralelo a la posición de CiU, se le preguntó a Rajoy si cree que el debate en el seno del PSOE entre monarquía y república puede avivar esta discusión en la sociedad española. Aprovechó la cuestión para alabar el comportamiento “serio, ejemplar y con sentido de Estado” de la dirección del PSOE y, especialmente, de su secretario general, “don Alfredo Pérez Rubalcaba”. Y “no tengo la más mínima duda de la posición del PSOE en las próximas fechas”, remachó.
En relación a la regulación que prepara el Gobierno para el rey una vez que deje la jefatura del Estado y pierda la inviolabilidad de la que ahora disfruta. Rajoy no quiso ser preciso al respecto y explicó que el proceso no ha hecho más que empezar.