X
entre nosotros>

REA: ¡Mejor calladitos! – Por Juan Henríquez

   

Como todo el mundo bien conoce el Régimen Económico y Fiscal (REF), reconoce ayudas especiales de la UE a nuestras específicas condiciones de insularidad y lejanía, entre otras el Régimen Específico de Abastecimiento (REA), por el cual se subvenciona productos importados de primera necesidad, a fin de que la cesta de la compra tenga un coste similar o cercano al que cuesta en la península ibérica. También contempla determinadas actuaciones en la exportación y expediciones en el marco del propio REA. Recientemente se abrió una cruzada entre los productos sujetos o no a las ayudas del REA. Para que se me entienda. A muerte entre la producción local, sin ninguna ayuda externa, y en algunos casos, tampoco interna, contra importadores de productos alimenticios sujetos a las ayudas. Con muy buen criterio, y conocedor de los problemas que éste enfrentamiento puede acarrear, la patronal de la distribución rechazó días pasados entrar en la guerra que tiene abierta el sector primario a cuenta de las ayudas del REA. Pienso que el Secretario General de Asodiscan, Álvaro Rojas, es consciente de que a nadie conviene, incluso sería muy peligroso levantar la alfombra que cubre la mierda que hay tras el REA. “Enfrentándonos no vamos a llegar a ningún lado”, dijo llamando al silencio de las partes. Lo que la mayor parte de los canarios ignoran, y esto es de cosecha propia, que el REA es un atractivo medio para especular y hacer dinero incontrolable y fácil. En varias ocasiones la UE, que viene desde hace mucho tiempo con la mosca detrás de la oreja, solicitando informes del Gobierno canario sobre el destino y la utilidad real de las ayudas del REA. En más de una ocasión ha tenido que dar la cara Paulino Rivero para distraer las demandas de seguimiento de la Comisión Europea, hasta el punto, de solicitar que las empresas y empresarios beneficiados por el REA, se vean liberados de certificar los destinos de las ayudas. Así qué, tiene razón Álvaro Rojas: ¡mejor calladitos!