X
sanidad>

Sanidad gasta tres millones en dos meses en pacientes ya dados de alta

   
Crónicos y dependientes necesitan recursos sociosanitarios. | DA

Crónicos y dependientes necesitan recursos sociosanitarios. | DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Los servicios de Urgencias de los hospitales de referencia del Archipiélago no dan más de sí, y de manera periódica sus pasillos se colapsan con decenas de pacientes esperando por el ingreso. Mientras, personas con el alta hospitalaria, la mayoría mayores dependientes y crónicos, ocupan una cama. Esta es la situación que se vive en la actualidad en centros como el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y el de La Candelaria, pero también en otros como el Doctor Negrín y el Insular, ambos en Las Palmas.

De hecho, la propia Consejería de Sanidad reconoce que al menos 68 personas se encontraban ingresadas en centros públicos de las Islas el 30 de abril, días después de que se firmara y publicara en el BOC la orden de derivación de estos pacientes sociosanitarios.

Este retraso está ocasionando un enorme gasto para las arcas del Gobierno regional, a razón de 715,32 euros diarios por cada uno de estos enfermos, lo que supone cerca de tres millones de euros en los dos últimos meses. Paradójicamente, como vienen denunciando tanto la Plataforma Tenerife Discapacidad como otras entidades y colegios profesionales, Sanidad se ahorraría una importante suma de dinero si estos pacientes estuvieran ya en un centro sociosanitario, donde el coste diario de la concertación es de 70 euros al día.

La orden de derivación, que establece las condiciones para concertar las plazas privadas, fue publicada en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) el pasado 24 de abril, un año y medio después de lo que fijaba el decreto que viene a desarrollar.

Esta falta de definición, además del citado gasto que sigue generando, ha provocado un agrio enfrentamiento entre el Cabildo de Tenerife y la propia Consejería de Sanidad, que se han culpado mutuamente de que haya camas sociosanitarias disponibles en centros de la Isla que no están ocupadas.

“Es incongruente que no se haga nada cuando esta misma semana se han tenido que suspender de nuevo operaciones quirúrgicas en el HUC por falta de camas”, afirman desde la Plataforma Tenerife Discapacidad, quienes reiteran que una plaza sociosanitaria es diez veces más barata que una hospitalaria. Asimismo, la medida permitiría generar un puesto de trabajo por cada dos residentes, aseguran desde la Asociación Canaria de Empresarios de la Dependencia.

Estos dicen contar con 700 camas en centros privados a disposición de la Administración regional, una cifra que incluso podría aumentar “con una normativa adecuada y posibilidades de concertación, lo que permitiría construir nuevas instalaciones”, concluyen.

Una cifra variable de ingresados
Desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aseguran a este periódico que la cifra de pacientes con el alta hospitalaria que están ocupando camas en centros públicos “varía diariamente e incluso puede modificarse en distintos momentos cada día”. Así, de los casi 400 pacientes que dijo el presidente Paulino Rivero que había en enero, se pasó a 300 unas semanas después, un número que incluso bajó a 68 en abril. Sin embargo, el coste de la estancia media de la “asistencia global” a pacientes por día subió en 2013 hasta los 715,32 euros, casi 50 euros más que en 2012. Mientras, el coste de la estancia media de las unidades de enfermería se situó en 252,40 euros, según datos de la propia Consejería de Sanidad. Desde la Sociedad Española de Geriatría cifran en un 15% (unas 16.000 camas) el número de plazas hospitalarias ‘bloqueadas’ por crónicos dados de alta. Se trata, por tanto, de un problema que afecta a todo el Sistema Nacional de Salud, que tal vez se ha visto agravado por las dificultades económicas que padecen ahora muchas familias.