X
CANDELARIA >

Se rebajará el IBI en el suelo urbano si se dedica a la agricultura

   
Una finca en las medianías de Candelaria, con terreno considerado urbano a borde de camino. / NORCHI

Una finca en las medianías de Candelaria, con terreno considerado urbano a borde de camino. / NORCHI

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

No pasó desapercibido el anuncio del alcalde de Candelaria, José Gumersindo García Trujillo, acerca de la posible rebaja del IBI para aquellas fincas calificadas urbanas que puedan convertirse en explotaciones agrarias.

La idea la esgrimió el regidor municipal durante el último Pleno cuando se debatía, y se rechazaba, una moción de Sí se puede para revisar en su totalidad el PGO, en el que Mayca Coello, su portavoz, exponía entre otras razones la del excesivo tributo por suelos que difícilmente puede ser ahora urbanizables.

A pesar del rechazo del grupo de gobierno, el concejal de Urbanismo, Domingo Ramos, dejó abierta la posibilidad de modificaciones puntuales al Plan General, siempre que hubiera una gran demanda vecinal, como puede ser el caso.

Así, el alcalde ha querido profundizar en la idea lanzada el pasado jueves, y así señala que “con el objetivo de impulsar al sector primario del municipio y aliviar el recibo del IBI de muchas familias, desarrollando las medianías, hemos estado buscando alternativas para que los terrenos urbanos de esas zonas rebajen el importe del impuesto cuando se dediquen a la agricultura” apunta García Trujillo.

La petición de informe del alcalde al interventor, favorable a la iniciativa, abre la puerta a las intenciones del grupo Socialista en Candelaria, que ahora deberá estudiar cuál de las dos formas planteadas se utilizará para llevarlo a cabo. Bien, a través de una modificación en la ordenanza fiscal vigente para reflejar las bonificaciones que se pretenden aplicar, o mediante la concesión de subvenciones a los propietarios de los terrenos que requeriría la elaboración de unas bases para el otorgamiento de las mismas. Afirmando que “esta medida pretende, no solo bajar los costes del IBI, sino incentivar la agricultura en zonas de las medianías que en estos momentos no están siendo cultivadas y que se pueden beneficiar de esta medida, además de dar ocupación a personas desempleadas del municipio”.

Adelanta, también, que se está trabajando en un programa de desarrollo del sector primario que contemplará otras acciones.

El alcalde recuerda que, al menos, el 80% de los productos agrícolas que se consumen en la Isla vienen de fuera, por lo que es una actividad que tiene mercado para colocar su producción y que puede crecer, si hay implicación de las administraciones con los agricultores influyendo en las grandes empresas consumidoras y, con las comercializadoras, estableciendo fórmulas para que los productos lleguen a las familias canarias ya que, añade, “la clave para hacer sostenible económicamente la actividad está en garantizar la venta de los mismos”.

Por ello, Gumersindo García, pretende reunirse con los responsables de Agricultura del Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias para hacerles llegar la iniciativa y buscar su colaboración para impulsarla conjuntamente, teniendo en cuenta que son las administraciones con competencias en la materia y que son las que manejan los fondos destinados al impulso y mejora del sector.