X
SANTA CRUZ >

El sector de la restauración ve “beneficiosa” la norma de terrazas

   
negocios en santa cruz

Las terrazas tienen un año para adaptarse a la normativa. / FRAN PALLERO

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El sector de la restauración de Santa Cruz apoya la nueva Ordenanza de Paisaje Urbano que ayer aprobó el Pleno municipal, y que unificará criterios estéticos, como el color y las dimensiones, de los distintos elementos que conforman las terrazas de los bares y restaurantes de Santa Cruz. Destacaron, además, el consenso alcanzado con el Ayuntamiento y que finalmente admitiera incluir publicidad en el mobiliario para financiar parte de esta renovación.

El representante de la Asociación de Locales de Ocio de Santa Cruz (OICO), y en concreto de la zona de la calle La Noria, Carlos Quintero, indicó que se lleva trabajando mucho tiempo en la normativa y destacó que se han mantenido “varias reuniones con la parte técnica y política del Ayuntamiento y la verdad es que han incorporado prácticamente el 90% de nuestras peticiones, así que estamos muy contentos”.

En esta línea, valoró que “se van a solucionar problemas del pasado”, como la implementación de publicidad en la calle o los anclajes al suelo. “Ayudará a la ciudad y, sobre todo, va a regular un asunto que lleva mucho tiempo arrastrándose”, apuntó.

Quintero señaló que espera que la zona de la calle La Noria sea uno de esas 16 áreas de la ciudad que tendrá una imagen aún más definida y concreta. “Nuestra idea -explicó- es presentar lo que queremos para esta zona para que nos digan, en base a la normativa, si se puede o no. Hemos establecido toldos entre blanco y beige, con divisiones entre los locales y con vegetación para embellecer la zona”.

Entre 1.500 y 4.000 euros

El presidente de OICO indicó que la inversión para renovar el mobiliario de las terrazas puede oscilar entre los 1.500 y 4.000 euros, que no podrían afrontarse en el plazo que ha establecido el Ayuntamiento de un año si no fuera porque al final el Consistorio aceptó que “se pudiera poner publicidad en el mobiliario para apoyarnos en las firmas y financiar así el cambio”, apuntó.

Mientras, el presidente de la Federación Empresarial Canaria de Ocio y Restauración (Fecao), José Antonio Santana, se mostró convencido de que la nueva normativa “va a beneficiar económicamente al sector, atraerá más clientes y animará a los empresarios”.
“Todo lo que sea mejorar, legalizar -añadió- y dar un empujón al pequeño y mediano empresario al sector es bienvenido, y esto es bueno también en cierta medida para el comercio”.

A pesar de la inversión que haya que realizar para esta renovación del mobiliario de las terrazas, Santana consideró que “todo esto siempre es rentable y recuperable” y destacó, al igual que Carlos Quintero, que “se puede contar con las firmas comerciales para, de alguna manera, paliar los gastos” a través de la publicidad.
La normativa recoge también la sustitución de los laterales de los toldos por mamparas de plástico de 1,5 metros y permite instalar terrazas en lugares separados por una calzada del local de la actividad. Regula, asimismo, los horarios de colocación y permanencia del mobiliario sobre la vía, así como que en aquellas plazas en las que se suele saturar el espacio, el 50% del mismo es para mesas y sillas y el 50% restante para tránsito.