X
cd tenerife >

Una segunda vuelta con altibajos en la tabla

   
Cervera aseguró que la lectura de la temporada es positiva. | SANTIAGO FERRERO

Cervera aseguró que la lectura de la temporada es positiva. | SANTIAGO FERRERO

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

El CD Tenerife ha protagonizado una segunda vuelta de la liga con signos de irregularidad. A falta de un partido para completar los 21 partidos de la segunda mitad de la Liga Adelante, el equipo tinerfeño quedará clasificado a mitad de tabla, pudiendo variar mínimamente su posición en la clasificación en función del resultado que coseche el próximo sábado en el estadio de El Molinón en la última jornada liguera ante el Sporting de Gijón. En esta segunda vuelta el combinado blanquiazul se ha movido en la horquilla del puesto 14 (su peor lugar en la tabla), y el cuarto, que ha sido el techo que tocó el equipo tras la jornada 36, cuando se situó justo por detrás del Deportivo de La Coruña y el Eibar, los dos que han ascendido ya a Primera, y solo superado por un Barcelona B que no podía aspirar a subir a la máxima categoría del fútbol español.

Evolución favorable

Desde que comenzó la segunda vuelta ante el Alcorcón, el conjunto de Álvaro Cervera fue poco a poco escalando puestos en la tabla, no sin antes perder varias posiciones en la parrilla de equipos de Segunda División. Tras perder con los madrileños 0-4, el CD Tenerife fue a Alicante y ganó 2-3, volviendo a vencer en casa al Mirandés en la jornada 24 (3-0). A partir de ahí, dos partidos sin ganar (Barcelona B y Zaragoza), lo llevaron hasta el puesto 14. Posteriormente el cuadro insular estuvo tres partidos sin perder, tras ganar fuera de casa al Lugo, empatar en Valdebebas, y volver a sumar los tres puntos en el Heliodoro con el Recreativo en la jornada 29.

GRAFICO CD TENERIFE

En esa fecha, el equipo blanquiazul escaló hasta la séptima posición y se quedó a las puertas de la zona de play-off. Cuatro jornadas estuvo en esa plaza, para tras vencer al Eibar en Ipurúa por 1-2 en la jornada 34, logró ocupar la sexta plaza, la mejor hasta ese momento para el conjunto tinerfeño. Un peldaño más subió una semana más tarde tras la remontada en casa frente al Numancia. El Tenerife perdía uno a dos, y acabó dándole la vuelta al resultado; un triunfo que dejaba al cuadro chicharrero en quinto puesto a falta de siete partidos para acabar la temporada 13-14.
Ya con la permanencia matemática en el bolsillo, los blanquiazules jugaron en Jaén, y pese a perder 1-0 se colocaron en la mejor posición obtenida durante esta campaña. Un cuarto puesto que alimentó las ilusiones de poder conseguir billete para disputar las eliminatorias de ascenso a Primera División. Pero lo que nadie imaginaba era que a partir de ese momento, el CD Tenerife iba a padecer la peor racha de su historia, hasta acabar el pasado sábado perdiendo su sexto encuentro seguido. Todos con el mismo resultado (1-0), y que liquidó de un plumazo sus opciones de acabar la liga entre los siete mejores.

Nunca perdió tantas veces seguidas en la misma liga

La derrota del pasado sábado ante el Real Murcia ha significado entrar en la historia del representativo al acumular en la misma temporada, en encuentros de liga, seis semanas seguidas con el mismo signo de la derrota. Desde la jornada 36, en la que el CD Tenerife cayó ante el Jaén, hasta la 41, el pasado fin de semana con el Murcia, el combinado blanquiazul ha visto como se han encadenado 540 minutos sin sumar un solo punto. Jaén, Girona, Las Palmas, Córdoba, Sabadell y Murcia, han sido los rivales que han doblegado al equipo insular en ese tramo de competición. Además, de manera reincidente se ha repetido el mismo resultado en cada uno de esos seis choques. El 1-0 se ha repetido cada jornada desde aquel partido en Jaén. Unos datos que ya había cosechado el representativo en otras etapas de su historia, pero alternado liga y Copa, o haciéndolo en campañas diferentes; es decir al acabar una temporada y empezar la siguiente perdiendo. Si en Gijón no logra marcar un gol, el Tenerife igualará su peor racha en ese capítulo.