X
TENERIFE >

Sin soluciones para San Andrés

   
Los operarios municipales se encargaron de limpiar los desperfectos ocasionados por el mar. / S. M.

Los operarios municipales se encargaron de limpiar los desperfectos ocasionados por el mar. / S. M.

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Cada cierto tiempo el mar se encarga de recordar a unos y otros, no a los vecinos que lo viven a diario, que la protección del frente litoral de San Andrés mediante la construcción de un dique semisumergido es una necesidad, urgencia, emergencia o como se prefiera llamar. La realidad es que este domingo, por enésima vez, el mar inundaba la avenida del pueblo costero para dejar a su paso numerosas piedras y callados arrastrados desde el fondo del océano y que hacían impracticable el paso de vehículos y personas. Ayer, la situación era similar, con menos entrada de agua, pero que obligó durante la tarde al cierre de los dos carriles más próximos a la costa. La pleamar marca la apertura y cierre de la avenida de San Andrés. El alcalde, José Manuel Bermúdez, junto al concejal de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga, acudía el domingo al lugar para ver in situ los desperfectos, y para, una vez más, insistir en que no es culpa del Ayuntamiento, que es el Estado el que debe afrontar la obra del dique y declarar la emergencia. Una reclamación que volvió a hacer ayer mediante la aprobación en Junta de Gobierno de una declaración en la que el Ayuntamiento exige al Ministerio de Fomento que declare ya esa emergencia, recordando que la ciudad ha cumplido con su parte, la de reparar los desperfectos ocasionados por el temporal de 2011.

A los lamentos del alcalde, que se preguntaba si tiene que morir alguien para que el PP declare la emergencia, respondió la portavoz popular en Santa Cruz, Cristina Tavío, que tachó de “inapropiada” la actitud de Bermúdez, máxime, aseguró, “cuando sabe perfectamente que es la falta de cooperación de la Autoridad Portuaria con el Ministerio de Medio Ambiente, la que impide que el expediente avance más rápidamente”. Porque, insiste la concejal y diputada regional por el PP, que la lentitud de este proceso viene provocada por la Autoridad Portuaria: “El proyecto del dique, terminado y con las pruebas técnicas superadas, hace tan solo dos semanas que llegó a Fomento ”.

Tavío detalló que, la imposibilidad de declarar la emergencia hasta el momento, estriba en que la obra de la escollera podría generar derechos indemnizatorios sobre la marina deportiva que está proyectada en el mismo lugar: “Existe un informe de impacto ambiental negativo sobre la modificación que la Autoridad Portuaria hizo del proyecto original y por tanto impide que se avance”. “Se le sugirió a la Autoridad Portuaria -continuó- que aportara medidas correctoras para superar el informe negativo y así desbloquear la situación y hasta el momento no lo ha hecho”. Tavío insistió en que la actitud del alcalde “no ayuda en nada a los vecinos que llevan años esperando por una solución que no llega por inoperancia”.

Sí se puede y CCN se ocuparon ayer también de este problema, situándose ambos al lado de los vecinos. Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede, exigió que se informe a los vecinos de cuáles son los plazos reales para la ejecución de esta obra. Por su parte, Ignacio González, del CCN, recordó que hay dinero y pidió su ejecución inmediata.

“Esto es una tomadura de pelo”

Los vecinos de San Andrés han sido pacientes. Se les dijo que el Estado se haría cargo de la construcción del dique y esperaron a que así fuera. Les importa poco de quién sea la culpa pero después de lo del domingo, piensan que esta situación “es una tomadura de pelo”. Así se expresa el vicepresidente de la Asociación de Vecinos El Pescador, Gabriel Rodríguez: “Quizá pensaban que con la obra de la escollera y el arreglo de la avenida se solucionaba algo pero la marea del domingo demuestra que no es así”.
Rodríguez señala que el mar dañó los depósitos de la Cofradía de Pescadores y que los vecinos y comerciantes tienen miedo de que el mar acabe entrando en sus casas y negocios. Reconoce que han pecado de pacientes y que ya se están organizando entre todas las asociaciones para manifestarse o hacer una concentración como protesta ante esta situación. “Nos dijeron que el Estado se haría cargo y que declararía la emergencia, por eso esperamos y confiamos que así sería”, se lamenta el representante vecinal.
El vicepresidente de la Asociación de Vecinos Los Pescadores recuerda que lo del domingo sólo ha sido un aviso, “las mareas fuertes son en agosto y podemos vernos como hace dos años, es una tomadura de pelo”, insistió.