X
EDUCACIÓN >

El Supremo avala que los alumnos de FP hagan su propia Selectividad

   

EUROPA PRESS | Madrid

La Sala Tercera del Tribunal Supremo considera que los alumnos de Formación Profesional de Grado Superior deben examinarse con su propio temario en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) y no con el de Bachillerato. Así lo recoge una sentencia del Alto Tribunal que da la razón a la Federación Española de Religiosos de Enseñanza Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y desestima un recurso del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El fallo, con fecha 16 de mayo, al que ha tenido acceso Europa Press, confirma así el de la Audiencia Nacional, que estimó el recurso contencioso-administrativo de FERE-CECA contra la orden ministerial de Educación que regula el contenido de la fase específica de la prueba de acceso a la universidad y que dada la razón al recurrente al estimar ilegal obligar a los alumnos titulados de FP a examinarse en la fase específica de la PAU de asignaturas de Bachillerato.

El Tribunal Supremo ratifica ahora esta decisión en una sentencia de la que ha sido ponente la magistrada María del Pilar Teso Gamella, al detallar que la regulación de la PAU establecida por el Gobierno, obliga al ministerio a confeccionar un temario específico para el alumnado de FP de Grado Superior. En su lugar, el Ministerio dictó una orden que obligaba a estos alumnos a examinarse de asignaturas del Bachillerato.

UN PROBLEMA GENERADO CON LOS SOCIALISTAS

Desde FERE-CECA lamentan que el actual Ministerio de Educación no haya solventado el problema generado por el Gobierno socialista y haya dedicado sus esfuerzos a presentar un recurso de casación, en lugar de reformar la regulación de la PAU o elaborar los temarios específicos para el alumnado de Grado Superior.

En consecuencia, advierte de que, justo en la semana en la que ha comenzado la PAU del curso 2013-2014, no queda claro de qué materias deberían examinarse los alumnos de Formación Profesional, lo que les ocasiona un “grave perjuicio” que considera que el Ministerio deberá solventar con la “máxima celeridad”.