X
SANTA CRUZ >

Los taxistas se manifiestan hoy para exigir nueva representatividad

   
Carmelo Peña, durante la celebración de la asamblea, el miércoles. / S. M.

Carmelo Peña, durante la celebración de la asamblea, el miércoles. / S. M.

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La nueva ordenanza que regula el sector del taxi establece un cambio en la representatividad de la Mesa que regula este servicio y que es la que aprueba la citada normativa en la que se recogen muchos puntos que asociaciones como la Unión de Trabajadores Autónomos del Taxi (UTAT), la que mayor número de afiliados tiene, no comparte. Es por esto que la asociación llama a los profesionales a manifestarse hoy ante las puertas del Ayuntamiento, a partir de las diez de la mañana, para exigir que, antes de aprobar nada, se regule una nueva representatividad atendiendo al peso real que las asociaciones tienen entre los taxistas.

“El taxista de a pie no valora la representatividad de la Mesa del Taxi porque simplemente no está de acuerdo con las medidas que allí se toman”. Así se expresaba ayer el presidente de la UTAT, Carmelo Peña, tras la asamblea que convocó el pasado miércoles la asociación y que finalmente contó con la asistencia de 150 personas y en la que no participó el resto de asociaciones que conforman la Mesa del Taxi, a pesar de estar invitadas a defender ante el sector lo aprobado en el citado órgano de decisión.

La concentración que hoy realizarán ante el Consistorio, haciéndola coincidir con la celebración del pleno ordinario, es una de las decisiones que se tomó en esa asamblea, una medida con la que se pretende que, aclara Peaña, “el equipo de gobierno tome en consideración lo que se le está pidiendo y que es que permita una participación abierta en esa Mesa que cuente con apoyo real del colectivo”.

Ordenanza

El presidente de la UTAT es contrario a la nueva regulación, entre otras cosas, porque, “acosa y perjudica al taxi” afirma y añade que “parece más destinada a revocar licencias que a reordenar el servicio”. En ese sentido, Peña considera que la fórmula recogida para el rescate de licencias se convierte más en una “expropiación forzosa” que en un incentivo para dar de baja las licencias que el Ayuntamiento considera sobran en la capital.

Desde la UTAT se considera que la consulta realizada al sector hace unas semanas en la que se sometía a votación una serie de aspectos de la nueva regulación, “se ha usado en contra de los profesionales”. Así, asegura el presidente de la UTAT que, “aunque se dijo que el resultado de la consulta no era vinculante, se ha añadido un preámbulo al texto en el que se señala que todo lo que se recoge en la ordenanza obedece a la voluntad del colectivo”.

Peña insistió en que no se puede pretender aprobar una norma de regulación cuando la mayoría de los taxistas de a pie no se sienten representados por las asociaciones que forman parte de la Mesa del Taxi. “Es necesario un cambio en esa representatividad antes de seguir adelante”, concluye.