X
PROSPECCIONES PETROLÍFERAS >

El Supremo se lava las manos: “La responsabilidad es del Gobierno”

   
Buque del tipo FSPO prospecciones petrolíferas sondeos petrolíferos

Buque del tipo FSPO, utilizado por Tullow Oil PLC para extracciones de crudo en el mar en Ghana. / DA

VICENTE PÉREZ / MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Lee la sentencia aquí

El Tribunal Supremo (TS) avala la legalidad del procedimiento seguido para autorizar los sondeos de Repsol pero deja claro que la decisión de “aceptar los riesgos” que suponen para la economía y el turismo canarios es “responsabilidad” del Gobierno del Estado. Así lo patentiza en la sentencia que desestima el recurso del Cabildo de Fuerteventura, dictada ayer, pero anunciada el martes por el TS, que ha rechazado otras seis apelaciones contra unas prospecciones que, según reconocen los magistrados, “ha dado lugar a una considerable controversia pública”.

El fallo de la Sección Tercera de lo Contencioso Administrativo se aprobó por justo margen, es decir, tres jueces a favor (Manuel Campos Sánchez-Bordona, Eduardo Espín y Pedro José Yagüe) y dos en contra (José Manuel Bandrés e Isabel Perelló).

El documento, de 61 páginas, dedica casi dos a puntualizar que el TS no “respalda” buscar petróleo en las Islas ni opina sobre “la mayor o menor oportunidad o acierto” de esta medida, sino que se limita “al control de la validez del acto impugnado en términos estrictamente jurídicos” . Es más, en un inusual énfasis, los jueces advierten de que es el Consejo de Ministros el que “compromete su propia responsabilidad”, y al que no puede sustituir el Tribunal “ni en el fondo de su opción -por muy controvertida que sea- ni en su aceptación de los riesgos”.

La Sala estima que las medidas de protección requeridas en esta fase son suficientes, avala que no se ha infringido la normativa europea y que los sondeos se ubican fuera del futuro Lugar de Interés Comunitario (LIC), además de recordar que una declaración de este tipo no impide a priori los sondeos por “imperiosas razones de interés público”.

En su voto particular, los dos magistrados discrepantes echan en falta “un estudio medioambiental pormenorizado, que recogiera un inventario de los bienes e intereses afectados por las perforaciones en el subsuelo marino, y que identificara y clarificara los posibles impactos en un ámbito cualificado por su alto valor ecológico y de especial sensibilidad”. También defienden ambos que se debió plantear una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE sobre si el procedimiento de evaluación de impacto español es acorde con las exigencias comunitarias y si era preciso aplicar a estos sondeos la directiva de 2011 relativa a evaluar la repercusión de determinados proyectos sobre el medioambiente.

Marichal: “¿El petróleo?, depende”
El presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel), Jorge Marichal, declaró ayer que “la música” en la que se está convirtiendo el asunto del petróleo “no nos gusta” porque, al final “todo el mundo gana, menos los ciudadanos”. Y explicó: “Gana Repsol, porque el Tribunal Supremo avala los sondeos; el Ministerio de Industria, porque le da la razón; el Gobierno de Canarias porque el uso político de este asunto les está generando rentabilidad electoral; y los canarios siguen sin saber cuales son los riesgos y los beneficios”. Marichal destacó que su postura siempre ha sido la misma: “depende”, porque detalló “nadie ha sido capaz de explicar cuáles son los riesgos y los beneficios de que esta actividad se realice en aguas canarias”. “Este asunto se ha politizado desde el minuto uno, y no se han tenido en cuenta los intereses de los canarios, por eso no nos gusta nada como marchan las cosas, pero respetamos las decisiones judiciales, como no puede ser de otra manera”.