X
ECONOMÍA >

Las ventas de coches usados en Canarias suben un 11,3% hasta mayo

   
COCHES OCASIÓN CANARIAS

Santa Cruz de Tenerife fue la que mayor incremento registró en sus ventas hasta el mes de mayo. / E.P.

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Las ventas de vehículos de ocasión en Canarias subieron un 11,3% hasta mayo, hasta las 31.645 unidades, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), lo que contrasta con el mercado español, donde las ventas crecieron un 5,5%, alcanzando las 690.349 unidades.

En un análisis por provincias, Santa Cruz de Tenerife fue la que mayor incremento registró en sus ventas hasta el mes de mayo, con una subida del 14,7%, por delante de Las Palmas, que subió un 8,5% en lo que va de año.

A nivel estatal, las ventas de automóviles de ocasión en España cerrarán el presente ejercicio con un volumen de 1,74 millones de unidades, lo que supondrá un aumento del 5,2% en comparación con las cifras de 2013, según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres.

Sánchez Torres, que hizo estas declaraciones con motivo de la presentación del XVIII Salón del Vehículo de Ocasión (VO) de Madrid que se celebrará en Ifema entre el 13 y el 22 de junio, afirmó que las entregas de coches usados entre enero y mayo se situaron en 690.349 unidades, un 5,5% más.

A cierre de 2014, el ratio de ventas de coches usados por cada uno nuevo se situará en 2,1 usados por cada uno nuevo, lo que supone un descenso respecto a ejercicios anteriores, con motivo del crecimiento del mercado de coches nuevos, que está previsto que finalice 2014 con un volumen de 830.000 unidades (+14,8%), gracias al apoyo del Plan PIVE.

El presidente de Ganvam destacó que los automóviles usados se han convertido en la primera y única opción para el 25% de los compradores en España, aunque señaló que todavía queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar un volumen normal de entre 2,2 y 2,3 millones de vehículos usados al año, que correspondería a España por población, renta per cápita y nivel de motorización.

En cuanto al crecimiento cualitativo, explicó que el mercado español arroja “claros síntomas de debilidad”, puesto que los clientes particulares copan el 61% de las ventas de usados y, de este total, el 70% tiene más de diez años de antigüedad.

Según datos del Libro Blanco del VO de Ganvam, el 71,8% de los conductores abona al contado su vehículo usado, lo que se explica porque la mitad de las compras corresponden a vehículos ‘mileuristas’ (de alto kilometraje y antigüedad), mientras que el 18,8% apuesta por la financiación.

Por otro lado, el máximo responsable de la Asociación indicó que la falta de oferta de vehículos usados de entre tres y seis años esté provocando un aumento de los precios de este tipo de modelos, a lo que ha contribuido, además, que los operadores de renting estén exportando buena parte de su flota de usados a otros mercados con mejores precios.

En este sentido, Ganvam, que afirmó que se ha producido un descenso de las automatriculaciones, aseguró que el mercado de vehículos de ocasión tiene todavía un gran potencial de crecimiento en los segmentos de menor edad y en las compras de profesionales.

Mejora de la rentabilidad

Por otra parte, Sánchez Torres apuntó que las marcas están haciendo esfuerzos por concienciar a sus redes comerciales del beneficio sobre sus resultados que puede generar la venta de coches usados y afirmó que en ellas se vende un automóvil nuevo por cada 0,5 de ocasión.

Así, recordó que el vehículo usado generó el 9% del margen de beneficio en el primer trimestre de 2014 para los concesionarios y, según datos de Snap On Business Solutions para Ganvam, el mercado de segunda mano generó 3.760 millones de euros hasta mayo, un 6,5% más.

Además, el presidente de Ganvam puso de manifiesto que las prácticas ilícitas, como la venta callejera, han proliferado con motivo de la crisis, lo que genera unas pérdidas de 300 millones de euros para los profesionales del sector.

Finalmente, la Asociación solicita a las comunidades autónomas que rebajen los tipos actuales de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, así como la extensión de las ayudas a la compra a los vehículos usados.