X
Soliloquio>

Volver a los libros – Por Ramiro Cuende

   

Es una opción que puede desatascar, o mejor aún, deshacer gran parte de los grumos que generan en nuestra cabeza estos tiempos que corren. Por supuesto, la tecnología actual y la próxima, ha sido uno de los grandes logros en todo lo que guarda relación con la información y la comunicación entre las personas, y, con su conocimiento. Pero ¡cuánta farsa esconde! La cibernética encierra entre sus cortinajes un sinfín de irrealidad, y, esconde en su negro agujero un montón de invenciones, embustes, montajes, perversos brujos y brujas maléficas, y, que se yo cuanto galimatías, curiosamente, con tal vértigo, que no da pie para ningún tipo de contraste. No hay forma de sopesar nada. En lo que a mí respecta, ha sembrado la duda en el tiesto de mis reflexiones, de ahí buscar. Volver a las fuentes, para recomponer la duda como beneficio, no como artificio.

Volver a los libros, me parece una de las opciones posibles, de las mejores ante tanto desasosiego, y, ¿si mi atrevo?, que sí, le digo también, que hemos de volver a escribir. Los libros existen y son amables al tacto, se reciclan compartiéndolos. Le recomiendo ver, si sale a pasear por el ciberespacio, un corto titulado Book y que puede ver en www.youtube.com/watch?v=iwPj0qgvfIs, un ejemplo de bien y buen hacer, tiene un par de años, pero merece la pena.

Por compartir un caso, una noticia sobre la importancia de la lectura en estos tiempos de corre corre ¡observe! Un país tan curioso y atávico como Japón ha considerado los libros, a la lectura como una de las cinco asignaturas dentro de su revolucionario plan de estudios piloto, llamado “cambio valiente” (Futoji no henko), basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius. Cambio que rompe con todo, dado que no quieren formar a geishas y a samuráis ¡Prepárese!

Esto es lo que escriben los unos, porque cuando leía sobre esto, hete aquí, empezaron a moverse los cortinajes, apareciendo por los negros agujeros los otros, que negaban la mayor ¿Cuál es cierta en esto de Japón? En Trolas en la Red, que versa sobre el mundo de los hoax, bulos o noticias falsas, por la red niegan taxativamente la existencia del Futoji no henko japonés, este bulo parece ser que nació en México ¿Y ahora qué? Pues a leer en busca de certeza.

Lo de volver a escribir no es un asunto menor. Si conseguimos además escribir, perderemos menos tiempo con tanto trasto invadiendo el curioso espacio que nos queda.