X
SANTA CRUZ >

El 4 de agosto se pone en marcha el nuevo servicio de ayuda a domicilio

   
Alicia Álvarez es concejal de Asuntos Sociales en Santa Cruz. / DA

Alicia Álvarez es concejal de Asuntos Sociales en Santa Cruz. / DA

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Ha sido un largo camino pero hoy se pondrá el punto y final a un proceso administrativo que se ha hecho “de manera exquisita”. Así lo define la concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz de Tenerife, Alicia Álvarez, quien hoy lleva al consejo rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) el último trámite para que la empresa Eulen, adjudicataria del nuevo servicio de ayuda a domicilio de la capital, formalice el contrato y pueda comenzar con esta prestación municipal el próximo 4 de agosto, fecha estimada por la edil de Asuntos Sociales, como la más probable. “Una vez que se firme el contrato tenemos 15 días para comunicar a los usuarios que se va a proceder al cambio del servicio. Trascurrido ese tiempo, se iniciará con normalidad”, explicaba ayer Álvarez.

El trámite que va a permitir poner en marcha toda esa maquinaria es dar respuesta a las alegaciones presentadas por las empresas que se presentaron al concurso para prestar la ayuda a domicilio en la capital. Reclamaciones que según explicó la responsable del IMAS, “van a ser desestimadas en su mayoría, excepto una en la que se reconoce que se debía sumar un punto más a su valoración pero que en nada afecta al resultado final del concurso”.

Según detalló la edil, “el proceso que han seguido los técnicos es exquisito y una vez que se cerró el plazo de alegaciones (el pasado lunes) se han analizado éstas de manera detallada y consideramos que su desestimación está bien fundamentada”. En cuanto a la posibilidad de que alguna de las empresas decida acudir a la vía del contencioso administrativa, la edil aclaró que, “en nada afectará al desarrollo de la prestación”, que seguirá adelante en los plazos previstos, aunque añadió que, “casi con seguridad no habrá ningún recurso en ese sentido”.

Empleos

De esta manera, asegura Álvarez, se pondrá punto final a este proceso que ha llevado al Ayuntamiento dos años desde que quebrara la anterior concesionaria del servicio, la cooperativa Mararía, y que dejó sin ayuda a domicilio a casi 1.000 personas durante aproximadamente una semana, además de en el paro a cerca de 200 trabajadoras.

Precisamente, adelantaba la concejal, Eulen ya ha comenzado a realizar las entrevistas a extrabajadoras de Mararía para incorporarlas a la prestación de la ayuda a domicilio: “La empresa debe como mínimo contratar a 163 trabajadoras porque su oferta fue contratar a más de 162 y afortunadamente nos consta de que ya ha empezado el proceso de selección”.

En cuanto al alta de nuevos usuarios, la edil explica que, “a partir de la primera semana de agosto se hará la incorporación en bloque de los actuales beneficiarios (cerca de 1.000 personas) para, inmediatamente después, ir dando salida a las nuevas altas que ya nos han sido solicitadas y que están en espera”.