X
mercado >

La Alianza Renault-Nissan presenta unas sinergias récord de 2.870 millones de euros en 2013

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Alianza Renault-Nissan ha presentado unas sinergias récord de 2.870 millones de euros en 2013, lo que supone un aumento respecto a los 2.690 millones de euros del año anterior. Las áreas de Compras, Tren Motriz e Ingeniería de Vehículos siguen siendo las mayores contribuyentes, mientras que la Alianza acelera el paso para el lanzamiento de sus primeros vehículos fabricados de acuerdo con el sistema Common Module Family (CMF).

El área de Compras, gestionada conjuntamente por la Organización de Compras Renault-Nissan (RNPO), ha generado 1.036 millones de euros en sinergias. El área de Ingeniería de Vehículos, relacionada con las plataformas y los componentes comunes, ha generado 714 millones de euros. El codesarrollo e intercambio de trenes motrices ha supuesto 525 millones de euros.

Las sinergias provienen de reducciones de costes, el control de gastos y el aumento de los ingresos. Anualmente sólo se tienen en cuenta las nuevas sinergias, no las sinergias acumulativas. Las sinergias ayudan tanto a Renault como a Nissan a cumplir sus objetivos de resultados y, sobre todo, permiten a ofrecer vehículos de gran valor a clientes de todo el mundo.

La CMF y los mercados emergentes impulsan las sinergias

Common Module Family (CMF) es el sistema único de la Alianza de arquitectura modular y una fuente cada vez mayor de sinergias.

El sistema CMF permite a Renault y a Nissan fabricar una amplia gama de vehículos a partir de una gama más reducida de piezas, y aumentar al mismo tiempo la oferta y la calidad para el cliente. Los vehículos pequeños se basan en el CMF-A, los vehículos de tamaño medio utilizan el CMF-B y los vehículos más grandes se sirven del CMF-C/D.

En noviembre de 2013 Nissan empezó a vender su primer vehículo basado en dicho sistema en Estados Unidos; el SUV Rogue se fabrica según el CMF-C/D. Al mes siguiente, Nissan empezó a vender el nuevo crossover SUV X-Trail en Japón, también basado en CMF. En febrero, Nissan empezó a comercializar el crossover Qashqai en Europa.

El primer modelo basado en CMF de Renault será el sustituto del Espace, que debutará en 2015 sobre la base del CMF-C/D.

En 2013, la Alianza también inició las tareas de desarrollo del CMF-A, para la categoría de coches más asequibles. La producción de vehículos CMF-A empezará en 2015 en la planta que la Alianza Renault-Nissan tiene en Chennai, India.

“El desarrollo de vehículos CMF nos está ayudando a generar sinergias en todas nuestras principales áreas de negocio, desde Compras a Ingeniería de Vehículos y Trenes Motrices”, ha declarado Christian Mardrus, vicepresidente ejecutivo de la Alianza para Renault-Nissan BV y la Dirección Ejecutiva de la Alianza. “CMF seguirá siendo el principal impulsor de nuestras sinergias en el futuro. Prevemos que en 2020 el 70 % de nuestros vehículos estén basados en CMF.”

La Alianza también ha generado sinergias en mercados emergentes, como los de la India y Rusia, donde Renault y Nissan fabrican vehículos conjuntamente en las mismas fábricas. El año pasado, Renault inició la venta del SUV Duster en el Reino Unido y Suráfrica. Los vehículos con volante a la derecha se producen en Renault-Nissan Automotive India Private Limited, en Oragadam, India, cerca de Chennai. La fábrica, que tiene una capacidad de 400.000 vehículos anuales, divide su producción entre vehículos Renault y Nissan.

El año pasado Nissan también inició la venta del sedán Almera, fabricado en Togliatti, un complejo de fabricación compartido con sus socios Renault y AVTOVAZ, el mayor fabricante de automóviles de Rusia.

Contribución de áreas no tradicionales y convergencia

La Alianza también está aumentando los beneficios que genera a partir de sinergias en áreas no tradicionales, como Ventas y Marketing. En 2013, la Alianza firmó dos grandes contratos de flota global con el gigante farmacéutico Merck y el grupo Atos de servicios globales de tecnologías de la información.

“Gracias a nuestra asociación, podemos ofrecer a nuestros clientes una amplia gama de vehículos en todo el mundo, desde el Dacia hasta el Infiniti”, ha remarcado Mardrus.

Además, se espera que el enfoque de la Alianza en la “convergencia” aumente las sinergias en cuatro áreas de negocio clave: Ingeniería, Fabricación y Gestión de la Cadena de Suministro, Compras y Recursos Humanos.

Aunque Renault y Nissan siguen siendo empresas separadas, estas cuatro áreas de negocio se unieron el 1 de abril. Cada una de estas áreas está liderada por un vicepresidente ejecutivo de la Alianza de nueva designación. Como resultado de la convergencia, la Alianza espera alcanzar los 4300 millones de euros en sinergias anuales para 2016, lo que supone un buen aumento respecto a los 1500 millones de euros de 2009, cuando la Alianza empezó a registrar sinergias.

SOBRE LA ALIANZA RENAULT-NISSAN:

La Alianza Renault-Nissan es una asociación estratégica entre Renault, con sede en París, y Nissan, con sede en Yokohama, que, en su conjunto, venden uno de cada diez coches en todo el mundo. Ambas empresas, que han sido socios estratégicos desde 1999, vendieron 8,3 millones de coches en casi 200 países en 2013. La Alianza también opera mediante colaboraciones estratégicas con fabricantes de coches como la alemana Daimler, la china Dongfeng y la india Ashok Leyland, y recientemente ha adquirido una participación mayoritaria del principal fabricante de automóviles ruso, AVTOVAZ.