X
POLÍTICA >

Canarias pedirá a Felipe VI que sea “árbitro”en el conflicto del petróleo

   
Paulino Rivero y el rey Felipe VI

Paulino Rivero saluda al Príncipe Felipe. | DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El rey Felipe VI recibirá en audiencia al presidente del Gobierno canario“en las próximas semanas, cuando lo permita la agenda”, según confirmó ayer el propio Paulino Rivero, que pretende exponerle al monarca el conflicto institucional y social existente sobre los previstos sondeos de Repsol en Canarias.

Pero, ¿qué puede hacer el nuevo jefe de Estado en este asunto?. La pregunta la planteó ayer este diario a Rivero en su comparecencia tras una reunión con los portavoces parlamentarios de CC, PSOE y NC, y esta fue su respuesta: “El papel del rey no es participar en las decisiones políticas, pero como árbitro en el Estado debe conocer mi impresión de un asunto que está propiciando una contestación institucional y social tan importante, por una falta absoluta de respeto y lealtad del Gobierno de España; y es bueno que el rey tenga conocimiento de ello por las consecuencias que se podrán derivar en el futuro”.

La misma pregunta se la formuló , minutos antes, DIARIO DE AVISOS al portavoz del Gobierno regional, Martín Marrero, quien, en el mismo sentido, planteó que Felipe VI puede desempeñar en este conflicto”un papel de interlocutor” y “sensibilizar” al Ejecutivo de Rajoy “sobre este conflicto, los riesgos ambientales y el riesgo de desafección” hacia el Estado “por parte de los ciudadanos si perciben que se les imponen decisiones que no les benefician”. Marrero indicó además que le consta que el actual monarca “está muy sensibilizado con el medio ambiente y el desarrollo sostenible”.

En la hoja de ruta del Gobierno canario está ahora convocar una consulta popular, y para este asunto así como sobre el rechazo a la privatización parcial de AENA y la exigencia de una nueva financiación autonómica, Rivero inició ayer una ronda de contactos, primero con los portavoces parlamentarios de CC, PSOE y NC, y la próxima semana lo hará con la portavoz del PP. A continuación pretende mantener encuentros sobre estos temas “tan sensibles para Canarias con representantes de la sociedad civil organizada y de los partidos políticos sin representación en el Parlamento autonómico”.

Preguntado además sobre sus contactos oficiales e informales con directivos de Sacyr y La Caixa, empresas que son accionistas mayoritarios de Repsol, Rivero reveló que les ha explicado “el incremento de la contestación social” contra las prospecciones y que estas compañías “tendrán que valorar entre el costo de imagen que eso puede suponerles o los beneficios que les pueda reportar el petróleo”. Aún así, insistió en que ve “gran sensibilidad” de La Caixa y Sacyr, y que ahora hay que ver si eso se traduce en que den “una salida inteligente a un asunto que se va a ir complicando más, y conseguimos que los accionistas suspendan este proyecto”. Por su parte, Marrero añadió que los accionistas de Repsol deben saber que “no va a ser un camino de rosa ni mucho menos” si quieren realizar los sondeos. “Que lo tengan muy claro”, remachó.