X
claroscuro>

Complejos periodísticos – Por Saray Encinoso

   

La tecnología es importante, pero lo fundamental es cómo la usamos. Hace unas semanas la agencia de noticias Associated Press anunció que había comenzando a utilizar robots para elaborar algunas de sus noticias. El objetivo, explicaban sus responsables, es que estos replicantes periodísticos -capaces de aligerar de trabajo a los redactores de carne y hueso gracias a un algoritmo- permitan que las máquinas se encarguen de cumplir con el dogma de la rapidez y los periodistas se pongan a investigar más.

La multinacional se comprometió a no despedir y a que cada información escrita por la máquina sería revisada por un editor. Así y todo, la decisión generó algo de vértigo en una profesión diezmada por la doble crisis, la económica y la del sector, que tantas cabeceras ha borrado del mapa. Esa incertidumbre se parece mucho a la que sienten los estudiantes que ahora visitan por primera vez alguna redacción. Vienen cargados de teorías que el tiempo se encargará de desmontar, pero sobre todo con una premisa que parece inamovible: no están dispuestos a aceptar que detrás de bastantes ordenadores trabajan periodistas sin titulación. Están convencidos de que la carrera es el único certificado de calidad posible. El periodismo, mientras, lleva más de una década sangrando. Los despidos y la precariedad no han dejado de incrementarse durante este tiempo; tampoco los debates estériles. Se sigue analizando el qué y no el cómo. Tenemos que asumir que la tecnología y la formación pueden salvarnos, pero también hundirnos. Hay que decidir ya qué opción preferimos.

La periodista Soledad Gallego, que ha dedicado toda su vida a la profesión, siempre repite lo mismo, incluso en las facultades. “El periodismo no es una carrera universitaria. No contiene conocimientos teóricos suficientes para justificar cinco años de estudios. ¿Conviene que los periodistas sepan sociología? Estupendo. ¿Conviene que los periodistas sepan tocar el piano? Fantástico. Todo lo que sea añadir conocimientos me parece muy bien, pero no existen materias específicas de periodismo. Me parece bien que los periodistas tengan una carrera universitaria, en el sentido de la universidad les da una manera de enfocar los problemas, exige una manera de trabajar seria y sólida en general. Pero eso te lo exige también la facultad de ciencias exactas, te lo exige la de sociología…”.

Gallego es contundente: cree que existe la carrera porque teníamos complejo de no ser universitarios. Parece que seguimos teniendo ese complejo, pero además hemos añadido algunos más.

@sarayencinoso