X
puerto de la cruz>

Denuncian “daños irreversibles” en la ladera de Martiánez por la malla

   
La malla metálica brilla más cuando cae el sol sobre la ladera. | FRAN PALLERO

La malla metálica brilla más cuando cae el sol sobre la ladera. | FRAN PALLERO

JOSÉ LUIS CÁMARA |Puerto de la Cruz

“Un atentado contra la naturaleza, el patrimonio y el paisaje local”. Así califican los miembros de la Plataforma por la Recuperación de la Ladera de Martiánez las obras de mallado que lleva a cabo el Cabildo de Tenerife, una intervención que en principio era de urgencia y tenía como único objetivo la estabilización de los taludes y poner freno a los desprendimientos que se producían de forma periódica.

Sin embargo, lo que debía ser un mallado “reversible”, se ha convertido ahora en una “agresión” a uno de los pocos espacios naturales con los que cuenta el municipio. No en vano, al daño que según la plataforma se ha hecho en el asentamiento guanche y la gañanía que se ubican en la zona, se une ahora el que están padeciendo las colonias de cardones y tabaibas que crecen en la ladera. “Se solicitó una prospección arqueológica con carácter urgente, que se podría haber llevado a cabo en solo 48 horas, pero el Cabildo se negó. Y ahora van a continuar con el mallado hacia el túnel, donde hay una importante colonia de cardones y tabaibas, que serán destruidos por las obras, lo que cambiará el paisaje de esa zona del Puerto para siempre”, subrayan desde la plataforma ciudadana, quienes insisten en que “no hay técnicos especialistas supervisando la obra, que se está haciendo como si se tratase del talud de una carretera”.

Las mismas fuentes del colectivo portuense manifestaron que el propio Cabildo les ha asegurado que la malla metálica es “definitiva”, aunque desde el área de Patrimonio, responsable de ejecutar esta actuación, se está estudiando un plan de embellecimiento para disminuir el impacto visual. “Han pasado meses y seguimos sin saber qué solución van a dar, pero lo que está claro es que las cuevas no podrán volver a ser visitadas, y todo el material y restos arqueológicos y paleontológicos que hay permanecerán allí para siempre”, denotaron.

La ladera de Martiánez es uno de los pocos espacios naturales con los que cuenta Puerto de la Cruz en la actualidad, además de ser una valiosa zona arqueológica declarada Bien de Interés Cultural (BIC).