X
POLÍTICA >

Fernando Sabaté: “La izquierda canaria no puede perder esta ocasión de unirse”

   
Foto SERGIO MÉNDEZ

Foto SERGIO MÉNDEZ

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Fernando Sabaté, además de portavoz de Sí se puede en Tenerife, es profesor de Geografía e Historia de la Universida de La Laguna. Y por eso no es de extañar que el entorno de esta entrevista sean las facultades de Humanidades del campus de Guajara. Anuncia que su partido va a propiciar un frente común de la izquierda canaria (en la que ya no ubica al PSOE) para 2015 y lanza un guiño a Podemos, porque, evoca, también a Sí Se Puede le colgaron el sambenito de antisistema y hoy incluso gobierna en Buenavista, “sin que el municipio haya desaparecido” añade con tono sarcástico.

-¿Por qué no se presentó Sí se puede a las últimas europeas?

“Acordamos estar presentes con voz pero sin voto, porque eran elecciones de ámbito estatal y la nuestra es una fuerza política de ámbito insular, que está creciendo en toda Canarias. Pero sí hicimos un programa de propuestas y pedimos el voto para la izquierda, no para el PSOE, que ya no está en ese margen”.

-¿Qué valoración hacen del resultado de esas elecciones?

“Ha cristalizado un fenómeno de descontento por una crisis dramática que dura siete años; ya había tenido un tiempo de maduración con el 15M como movimiento muy potente, y las mareas ciudadanas, la Marcha de la Dignidad… Y ahí aparece Podemos como expresión política”

- ¿Qué le parece el diagnóstico que hace Podemos de la realidad?

“Un análisis correcto, certero, inteligente. Podemos no es algo coyuntural, es una buena identificación de lo que pasa y una buena propuesta. Es un movimiento democrático, asambleario, radical (en el sentido de va a las raíces del problema para hallar la solución adecuada). Hay una campaña de propaganda contra Podemos porque es el enemigo político a batir ahora”.

-El nombre de Podemos y el de Sí se puede se parecen mucho…

“Podemos nos recuerda mucho a lo que hemos hecho nosotros aquí: un montón de personas que llegan a la conclusión de que hace falta una nueva herramienta política, democrática y plural, donde lo que unifique a la gente no sea la ideología sino un programa, una hoja de ruta”.

-Ustedes también han sido tachados de antisistema…

“Sí, fue un sambenito que quisieron colgarnos. Pero gobernamos en Buenavista y el municipio no ha desaparecido del mapa, se están haciendo las cosas razonablemente bien, con mucha participación ciudadana”.

-Participación ciudadana. ¿Ha descubierto ahora CC con los sondeos de petróleo lo que no quiso ver con el puerto de Granadilla?

“La única prueba de verdad para saber si se habla en serio de participación ciudadana es aplicándola. Ahora mismo hay coincidencia táctica y puntual con el Gobierno canario porque también estamos contra los sondeos de Repsol y nos alegramos de ello, pero también subrayamos que estamos en contra del gas”.

-¿El gas es compatible con las energías alternativas o las frena?”

“No tiene sentido introducir el gas natural con dos regasificadoras. El gas bloqueará de facto las renovables porque una central de ciclo combinado no se puede encender o apagar con facilidad. Y el Ministerio de Soria ya ha dejado claro que las renovables no tendrán preferencia en sistema eléctrico si hay dificultades técnicas para ello. Aquí el auténtico defensor del gas es el PSOE”.

-¿Qué hacer contra el paro?

“Canarias tiene un problema de paro estructural. Es una economía muy dependiente del exterior, demasiado extrovertida, desarticulada y con rasgos semicoloniales, pues buena parte está nucleada en torno a empresas con su domicilio en el exterior y sus beneficios se van de aquí. Hay que lograr que el turismo consuma productos locales y cientos de pequeñas empresas y cooperativas se enfoquen al turismo que quiere conocer nuestra cultura y naturaleza”.

-¿Se protesta mucho contra Repsol pero poco contra problemas ambientales que ya causan daños ambientales y a la salud?

“Sí. Hay cosas muy visibles, como el impacto de extraer petróleo o la vía exterior, pero otras que se ven menos, como los vertidos al mar o al aire.”

- ¿La izquierda está dividida en Canarias por un problema de personas o de programas?

“En Tenerife no he visto problemas de relaciones personales, sino diferencias de modelo”.

-¿Propone Sí se puede un frente común para 2015?

“Pedimos que unos y otros estemos a la altura de este momento histórico. Ahora hay muchísimas personas que ansían un cambio, y hay condiciones para ese cambio. Las ideas que defendemos unos y otros desde la izquierda pueden por primera vez en mucho tiempo ser mayoritarias: democratización, transparencia, defensa de lo público, un giro de modelo económico y social, consulta a la gente en las cuestiones estratégicas. Vamos a hacer todos los esfuerzos para que haya un entendimiento lo más amplio posible. La izquierda tiene una oportunidad histórica de unirse que no puede perder”

-Sí se puede denuncia la corrupción política en los tribunales. ¿ Por qué la honradez se ha convertido en promesa electoral, cuando el respeto a la ley se presupone?

“Ese es uno de los síntomas de la degradación política que vivimos. La honestidad debería ser como el aire que respiramos y que solo nos llama la atención cuando está contaminado “.

-Por cierto, ya que usa esa metáfora, ¿cuál es la postura de Sí se puede sobre la Refinería de Cepsa?

“Exigimos que se cumpla la normativa de calidad del aire, que es evidente no se ha estado cumpliendo, y si no puede habría que llegar a las últimas consecuencias. Luego tener la perspectiva de que la refinería forma parte del complejo del petróleo que está llamado a terminar en unas décadas. Esta industria ya no tiene la importancia económica del pasado, pero mueve aún muchísimo empleo directo e indirecto, algo que un partido de izquierdas debe considerar, pero ese empleo debe irse reconvirtiendo hacia las renovables”.