X
La punta del viento >

Fiesta, con respeto – Por Agustín M. González

   

Lo repetía mi abuelo Agustín con tanta frecuencia -y lo practicaba- que desde chiquito crecí con esa cantinela subrayada en mi memoria: “El respetito es muy bonito”. Era un dicho muy habitual de la gente de antes, de la gente sencilla y modesta, pero muy honrada que vivió y murió con esos valores grabados a fuego en su ADN. Estamos ahora en otros tiempos. El respeto parece un hábito en desuso en determinados ámbitos, pasado de moda para esta juventud pasota. Y no solo el respeto hacia las demás personas, sino también hacia las tradiciones, la cultura, el patrimonio histórico, el medio ambiente, los animales, el mobiliario urbano…; el respeto en general está en crisis. No es de extrañar por tanto que cada vez sean más frecuentes medidas drásticas como la del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, que va a prohibir barras de bares en la vía pública y música disco durante las fiestas patronales, para evitar los desmanes y altercados ocurridos años atrás por los excesos en el consumo de alcohol, que provocaron escenas nada edificantes que empañaron la buena imagen de la fiesta portuense y de la ciudad turística. Es ya un fenómeno generalizado en la mayoría de las fiestas populares. Aparte del desmadre habitual en Carnavales, un exponente preocupante son los San Fermines de Pamplona, donde la fiesta se les está yendo de las manos con abusos sexuales a las mujeres en las aglomeraciones, gamberradas con heridos…

El Ayuntamiento portuense hace bien en tomar medidas preventivas porque la diversión en las fiestas no debe estar reñida con el respeto y el civismo. Y este año más aún si cabe, ya que el cineasta francés Yann Arthus-Bertrand vendrá el próximo martes a la Isla para grabar imágenes de la embarcación de la Virgen del Carmen y San Telmo. Arthus-Bertrand incluirá imágenes de la popular y multitudinaria fiesta ranillera en un documental titulado Human, en el que se recogerán imágenes de acontecimientos de 60 países, con el fin de plasmar “lo mejor del ser humano en cualquier parte del planeta”. Esta película, patrocinada por las fundaciones Bettencourt y Goodplanet, será presentado en 2015 ante la Asamblea de la ONU. Esperemos que los portuenses sepan dar el martes una lección, a “todo el mundo”, de pueblo alegre, respetuoso y ejemplar.