X
medio ambiente>

Los ganaderos de Canarias aprenden técnicas para ser ‘pastores sostenibles’

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ha impartido un curso sobre técnicas de pastoreo ‘sostenible’ con las que se busca garantizar la protección del territorio canario, según informó el Ejecutivo regional en una nota de prensa.

Por su parte, los cambios experimentados por la legislación en este campo en los últimos diez años, que han servido para regular los espacios donde se puede desarrollar esta actividad con el fin de proteger los recursos naturales, ha sido uno de los temas centrales del curso formativo que se ha impartido en la Escuela de Capacitación Agraria de Tacoronte (Tenerife).

La actividad ha reunido durante una semana a una veintena de alumnos con perfiles muy diferentes, desde jóvenes que ven en el pastoreo una salida laboral y desean incorporarse al sector agrario, hasta técnicos o ganaderos expertos que ya se mueven en este mundo pero que quieren adquirir o consolidar sus conocimientos en este ámbito.

Asimismo, las jornadas educativas se han expuesto asuntos vinculados al aprovechamiento de los pastos y recursos locales en la conservación de las razas ganaderas autóctonas; la importancia del pastoreo desde el punto de vista de la gestión medioambiental; el manejo sostenible de los pastos naturales; o la ordenación eficiente de las zonas de pastoreo.

En Canarias, previo al inicio de la segunda mitad del pasado siglo se produjo una intensificación de la explotaciones, lo que repercutió en el manejo de los rebaños que se alimentaban con pasto.

A partir de ese periodo, la carga ganadera, es decir el número de animales que pacen en un espacio, se incrementó en muchas zonas, generando serios problemas en cuanto a la preservación de la vegetación.
APROVECHAR LAS NUEVAS CONDICIONES PARA PRESERVAR EL PAISAJE

El Ejecutivo destacó el desafío al que en la actualidad se enfrenta el archipiélago para hacer un uso racional del pastoreo, que pasa por el aprovechamiento de las nuevas condiciones que permitan preservar el paisaje sin que eso conlleve un deterioro en la calidad de los productos, que viene dado en buena parte por el consumo de plantas autóctonas.

Comentó que para ello se requiere establecer la oportuna planificación del territorio de tal forma que permita favorecer, mantener y ampliar las zonas de pastoreo; mejorar los pastos naturales en aquellas zonas que climatológicamente resulten más favorables; y estudiar la posibilidad de utilizar cortafuegos como zonas de pastoreo controlado.

Finalmente, el Gobierno regional agregó que “sin duda alguna el presente y futuro de esta actividad, que sigue siendo importante en las Islas, especialmente en El Hierro, La Palma y Gran Canaria, pasa por la sostenibilidad de la actividad, en equilibrio con la protección del territorio canario”.