X
sanidad >

Implantan un menisco en el hombro de un paciente para recuperar su movilidad

   
Foto CEDIDA

Foto CEDIDA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Cirujanos del servicio de Traumatología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), en Tenerife, han efectuado recientemente una compleja intervención quirúrgica en la que han implantado en el hombro de un paciente joven el menisco de un donante cadáver, con el objeto de mejorar la movilidad de esta articulación, dañada tras una secuela de fractura.

La intervención, informa el centro en una nota, duró aproximadamente tres horas y fue realizada por los cirujanos de la Unidad de Hombro del servicio de Traumatología del Hunsc.

Esta cirugía se llevó a cabo en un hombre de 30 años cuyo hombro, como consecuencia de las secuelas de una fractura anterior, requería de una serie de alternativas terapéuticas quirúrgicas que pasaban, o bien por implantar una prótesis total de hombro con la sustitución de cabeza humeral dañada y de la superficie glenoidea, o esta intervención, menos agresiva, en la que se ha empleado aloinjerto de cadáver (menisco) y una prótesis sin vástago.

El objetivo era utilizar técnica quirúrgica con injerto al tratarse de la mejor opción para recuperar la movilidad del hombro de un paciente joven, cuya lesión habría derivado a corto plazo en una prótesis total con las consecuencias que este tipo de cirugía protésica supone para personas tan jóvenes.

El paciente, durante su estancia postoperatoria, fue estudiado por el servicio de Rehabilitación para continuar tras su alta hospitalaria con el programa de rehabilitación y fisioterapia indicado para este tipo de intervención.

“Se trata de cirugías muy poco frecuentes porque el perfil del candidato para ser intervenido es muy concreto y la opción terapéutica no es otra sino ésta”, explica el doctor David Valdés, traumatólogo del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y uno de los coordinadores de esta operación.

“Hemos utilizado el menisco de una rodilla, ya que la idea era evitar el desgaste precoz del hueso glenoideo mediante la implantación de este tejido biológico que actúa a modo de almohadilla, para prescindir de una prótesis total en un paciente tan joven”, indica.

UNIDAD DE COORDINACIÓN DE TRASPLANTE

Para la ejecución de dicha intervención quirúrgica fue imprescindible la utilización de injerto humano, y para ello, la Unidad de Coordinación de Trasplante del Hunsc se encargó de la gestión de las autorizaciones pertinentes, tanto para el desarrollo de este tipo de técnica como para la obtención del injerto.

Asimismo, se hizo cargo del protocolo de transporte del tejido desde el banco de origen (Hospital Universitario de Canarias) hasta su utilización el día en que se realizó la cirugía, así como en el mantenimiento durante el mismo.